RED43 sociedad
08 de Junio de 2022
sociedad |

“Hablar de “sacar o poner” planes es querer que los pobres siempre sean pobres"

Lo dijo el Secretario de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, respecto a los dichos de la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, al proponer la eliminación de los planes sociales en seis meses.

La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, propuso eliminar los planes sociales en un plazo de seis meses en caso de que su partido político sea elegido en las elecciones presidenciales de 2023. Estos dichos provocó la reacción opositora del ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta. 

 

 

La presidenta del PRO quiere sacar los planes en 6 meses. Como si no hubieran gobernado y además no los hubiesen duplicado”, manifestó Zabaleta debido a que, actualmente, está a cargo del área que define los programas sociales y subsidios para la población más vulnerable del país. 

 

 

Hablar de “sacar o poner” planes es querer que los pobres siempre sean pobres. Buscamos transformar planes en empleo y no RT’s que alimenten las grietas”, expuso en su cuenta personal de Twitter.

 

 

 

 

En un acto oficial en el Yacht Club de Olivos, la presidenta del PRO planteó la eliminación de este tipo de ayuda social: “Me dicen que es imposible sacar los planes en seis meses. Yo digo más imposible es no sacarlos porque se van a quedar para siempre. Si no lo hacemos con convicción, nos comen el cambio. Los pacman que existen para comer el cambio están instalados en todos lados”.

 

 

Los programas a cargo de la cartera de Desarrollo Social son una fuente de controversia tanto en el oficialismo como en la oposición. Desde el año pasado, el presidente Alberto Fernández y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, apoyaron la decisión de no aumentar la cantidad de beneficiarios de una de las políticas más importantes del área, el programa Potenciar Trabajo, que establece el pago de la mitad de un Salario Mínimo, Vital y Móvil para aquellas personas que se desempeñan en lo que se conoce como la “economía popular”.

 

 

Desde el Frente de Todos, la propuesta es progresivamente disminuir el conjunto de beneficiarios, a partir de la transformación del programa en “trabajo genuino”, a partir de acuerdos con empresas del sector privado. Con este formato, el Estado pagará una parte del salario y el empleador se hace cargo de la porción restante por un plazo de tiempo determinado. Sin embargo, esa transferencia de beneficiarios tuvo una baja aceptación entre las empresas, y el universo de beneficiarios se mantuvo por encima de más de un millón y doscientas mil personas.

 

 

Otras sectores del oficialismo, como el Frente Patria Grande de Juan Grabois y referentes alineados con el kirchnerismo proponen, en vez de programas sociales, el pago de un salario universal en concepto de un ingreso de subsistencia, que permita cubrir la canasta alimentaria y evite la propagación de la indigencia.

 

 

En este sentido, se multiplicaron en este último tiempo las protestas sociales en el centro de la Ciudad de Buenos Aires para que se amplie el universo de beneficiarios. El Bloque Piquetero, que está integrado por agrupaciones de izquierda y está encabezado por el Polo Obrero, desde hace meses realiza acampes y movilizaciones para exigirle al Gobierno una ampliación de este tipo de asignaciones y fuentes de empleo.

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error