X

Vacaciones: veranear en Brasil será una buena opción por la baja del real

Bárbara Alonso

Te mostramos las mejores playas para vacacionar en Brasil.

Los argentinos que quieren renovar sus energías en las arenas brasileñas sacan cuentas en pesos, reales y dólares, y hacen consultas en agencias online y en sitios de hoteles, de alquiler de departamentos, aerolíneas y buses, al mismo tiempo que preguntan y/o reservan con tour operadores más tradicionales.

Cuanto más sube la temperatura en nuestro país, más crece para muchos el deseo de descansar este verano en alguna playa de Brasil, pese a la crisis económica.

La mayoría de los expertos del sector sostiene que “en este contexto económico de inflación y cepo cambiario, las playas de Sur, sumando Buzios y Río de Janeiro, cobrarán un protagonismo mayor en la temporada 2020”.

Muy diferente será el costo de un viaje en auto a Florianópolis que un paquete en bus a Camboriú o una estadía en Río, con aéreos, traslados y hotel. Y aunque parezca una obviedad, las agencias aclaran que durante el verano las tarifas siempre son las más altas.

Por eso, tienden a ofrecer paquetes en balnearios con mucha oferta hotelera, como Ingleses y Canasvieiras en Florianópolis, posadas con desayuno en Buzios y hoteles más clásicos en Río de Janeiro​.

Red43 te muestra las playas más lindas y convenientes.

Turismo con cepo

¿Cómo será viajar con el nuevo cepo cambiario? Con un dólar oficial que promedia los 62 pesos, un dólar blue cercano a los 65 pesos para la venta de la divisa estadounidense en las casas de cambio ante el cepo cambiario y un real que ronda los 15,50 pesos, los turistas que posean dólares los llevarán para cambiar por reales y pagar en los lugares que sólo acepten efectivo.

Con respecto a las tarjetas, las de débito locales se podrán usar para pagar, y con las de crédito, si bien no hay límite de gasto, sí hay un tope de US$ 50 para los adelantos en efectivo y hay que tener en cuenta que muchos bancos cobran una comisión por cada operación. Por eso, el ideal sería financiar la mayor cantidad posible de gastos en pesos argentinos.

En auto a Floripa

Muchas familias, parejas y grupos de amigos eligen Florianópolis por la cercanía, al punto que pueden ir en auto. De acuerdo a la ruta escogida, la distancia entre Buenos Aires y "Floripa" oscila entre los 1.580 km y los 1.800 km.

Como se necesitan, aproximadamente, tres tanques y medio de nafta para llegar desde la ciudad de Buenos Aires hasta Florianópolis, el valor promedio -sin los peajes- del viaje se calcula entre los 7.500 y 8.000 pesos.

Unas de las mejores playas

Bombinhas

Ideal para familias, parejas y amantes del buceo. Si bien este destino tiene algunos balnearios muy concurridos y bulliciosos, también cuenta con otros más apartados y tranquilos. ¿Cómo es el mar? El oleaje es más suave que en su vecina Bombas, y en playas como Lagoinha, se forman piscinas naturales.

Bombinhas es una ciudad pequeña, que se encuentra en el litoral de Santa Catarina. A 35 km hacia el sur de Balneario Camboriú, el municipio ofrece 39 playas de aguas cristalinas para todos los gustos: arenas desiertas, bahías de aguas mansas, con buena pesca, alguna con mar agitado y otras a las que solo se accede a través de senderos (trilhas).

Balneario Camboriú

¿Es la Mar del Plata del sur de Brasil? ¿Es una Río de Janeiro en miniatura y segura? Con morros verdes y el complejo panorámico Cristo Luz (el monumento blanco recuerda al Cristo Redentor y mide 33 metros), Balneario Camboriú (BC) tiene propuestas para intereses diversos con precios accesibles.

En el litoral catarinense, pertenece a la región turística Costa Verde & Mar, llamada así por el color de sus aguas. Y si bien el ambiente es familiar, al mismo tiempo, la ciudad cuenta con algunas playas agrestes (incluso una nudista: do Pinho), movida nocturna, opciones gastronómicas variadas y circuitos de turismo aventura.

A 84 km al norte de Florianópolis, BC despliega su espacio más animado en la avenida Atlántica, con bares, restaurantes, boliches, locales con música en vivo y hoteles para distintos presupuestos. Todo esto se encuentra en las calles comerciales y en la costanera paralela a la concurrida Playa Central, con arena dorada y olas suaves a lo largo de 7 km.

Muchos buses y autos con turistas argentinos llegan cada temporada a Balneario Camboriú, especialmente -por estar más cerca-, desde las provincias del centro y del norte de nuestro país.

llhabela

Silenciosa y con mar cálido. Quizá para muchos argentinos esta pequeña isla de la costa norte del estado de San Pablo haya sido solamente una apacible parada de crucero. Un buen recuerdo de sus aguas tibias, sus calles adoquinadas y la pequeña iglesia en el centro histórico.

Pero también, gracias a las bajadas en tender desde los hoteles flotantes que llegan con frecuencia en el verano, Ilhabela obtuvo visibilidad y hoy figura en las ligas mayores del mapa turístico, con los pros y contras que ello implica.

Para todos los que disfrutaron de las cinco o seis horas vividas a pleno en Ilhabela pero se quedaron con ganas de quedarse a cenar y amanecer en este rincón. Y también para los que sólo la conocen de nombre y vieron fotos tentadoras, Ilhabela propone una experiencia totalmente diferente para descansar en las vacaciones.

Praia do Forno, Arraial do Cabo

Las fotos parecen sacadas en alguna isla del Caribe. Sin embargo, estas piscinas naturales -que alternan entre el verde esmeralda y el turquesa- se encuentran en el estado de Río de Janeiro.

Ideales para el buceo y el snorkel por la claridad de las aguas, Praia do Forno está rodeada por grutas y una vegetación exuberante. No es de fácil acceso, pero vale la pena hacer un poco de senderismo o llegar embarcados a este rincón inolvidable.

Como su nombre lo anuncia (forno significa horno en portugués), esta playa se distingue por la temperatura del agua, que es más tibia que las otras playas de Arraial do Cabo.

Praia de Grumari

Alejada del turismo masivo, pero en la cotizada región de condominios y centros comerciales de Barra da Tijuca, ​ubicada a 21 km hacia el oeste de Copacabana, Leblón e Ipanema, las icónicas playas de Río de Janeiro.

Grumari se extiende unos 2,5 km en una reserva ambiental y, junto con Prainha, es un refugio agreste para surfistas cariocas. Aunque algunos habitantes de Río consideran que los 23 km de Barra de Tijuca tienen un estilo que recuerda a Miami, son playas amplias y con gran infraestructura que los turistas disfrutan.

Buzios

Con vida nocturna y buena gastronomía. Si en Brasil se entiende el portuñol, en Buzios directamente se habla en castellano en muchas posadas y paradores ante la gran cantidad de turistas argentinos que siempre eligen estas playas de la antigua aldea de pescadores que salió del anonimato en los años 60 gracias a la actriz Brigitte Bardot. En su homenaje, el paseo costero se llama Orla Bardot: caminar respirando el aire de mar y mirando los barcos anclados es un placer para los sentidos, desde la Praia da Armaçao hasta la Praia do Canto.

Al caer el sol, cobra vida el centro comercial que atraviesa Rua das Pedras. Se trata de una sucesión de bares, restaurantes, negocios, galerías de arte, cine y locales que venden excursiones. En general, el agua es menos cálida que en otras ciudades porque está a media hora de Cabo Frío.

Buzios se encuentra a 170 km de la ciudad de Río de Janeiro y tiene 23 playas a lo largo de 8 km de costa. Todas con forma de herradura y buena infraestructura, se destacan João Fernandes y João Fernandinho, Azeda y Azedinha, Ferradura y Ferradurinha, Geribá (con olas para surf) y Praia do Forno.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Vacaciones: veranear en Brasil será una buena opción por la baja del real

Te mostramos las mejores playas para vacacionar en Brasil.

Logín