regionales |

La gestión de Ingram impone el control poblacional de mascotas como política de Estado

Este lunes, en la sala de castraciones de la Municipalidad de Trevelin, se realizó una nueva jornada de castraciones de canes y felinos. El director de Bromatología, Mario Jones, valoró el esfuerzo de un grupo de vecinos voluntarios que sostuvieron el funcionamiento del esquema de castraciones.

 

Respecto a la actividad de ayer, señaló que la misma fue programada previamente a la asunción de las actuales autoridades municipales. Jones aseguró: "Desde el gobierno municipal, acompañamos brindando el espacio físico y disponiendo al personal de Bromatología para la atención y un vehículo para el transporte postquirúrgico”.

 

“Es un programa que no funcionaría sin el compromiso de los vecinos”, subrayó el funcionario y agregó que el control poblacional de mascotas “está definido como una política de Estado” por parte de la actual gestión que encabeza el intendente Héctor Ingram. "De hecho, nuestra plataforma prevé para el año que viene un área específica para salud animal, también llamada zoonosis", manifestó.

 

Señaló que la continuidad del programa está puesta en agenda por la Municipalidad de Trevelin. "En enero ya nos responsabilizaríamos de las castraciones, en conjunto con el grupo de voluntarios. Pero la idea es que la campaña vuelva al Municipio”, detalló.

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error