VISITAS HOY

32604

X

Ellos proponen, usted decide. Hoy, Sara Domínguez

foto
video

En esta ocasión, en Red43, hemos invitado a la candidata a intendenta de la ciudad de Esquel, la profesora Sara Domínguez, por un nuevo partido local que se llama Abbance.

La candidata explicó que Abbance tiene ese nombre porque se relaciona con el verbo avanzar. “Creemos que Esquel tiene todo el potencial para avanzar y mucho. Y lo escribimos de manera diferente al verbo avanzar, con dos B, porque allí queda guardada un poco la idea de avanzar con valores cristianos, con valores que tienen que ver con el respeto a la vida, a la familia y a lo que se consagró cuando esta nación fue fundada. Y abba tiene que ver con un significado que viene del término hebreo, abba significa padre. Entonces, avancemos con confianza de la mano del padre celestial. Algo así”.

Te invitamos a ver la entrevista completa en video.

P: ¿Cuál es tu diagnóstico de la ciudad de Esquel?

B: Yo creo que hay para destacar grandes aciertos, grandes cuestiones positivas. Podemos comenzar desde lo obvio: lo natural, el medio ambiente, un ambiente todavía bastante conservado, y digo así porque bueno, tiene sus puntos en los que nosotros tenemos que cuidar y dedicarnos de manera presurosa, pero que todavía cuenta con un ambiente sano, paisajes maravillosos. En cuanto a lo urbano y a lo poblacional, es una ciudad muy diversa. Tiene muchos años de historia ya, que tiene que ser vista como experiencia, que te permite decir bueno, llegamos hasta acá de esta manera, con toda esta historia que tenemos. Y rescatar de allí esas fortalezas, dejar de lado las debilidades: tenemos ya una obligación de decir “no caeremos en estos errores, vamos a evitar estos otros”. Con todo este potencial humano que hay, podemos hacerlo. Se ha crecido mucho en el último tiempo en conciencia ambiental, somos un ícono con el movimiento del No a la Mina, al que nuestro partido adhiere absolutamente. Se ha crecido muchísimo en el deporte, un deporte que estaba como enclaustrado en algún momento y sin embargo hay una oferta y una cantidad, entre nosotros, de deportistas que han salido y que han triunfado afuera. Se ha crecido en lo educacional, fuera del sistema hay un pueblo que busca, que propone y que logra brindar espacios, creo que tiene que ver con el origen diverso que tiene Esquel en su historia básica.

P: Con ese diagnóstico, ¿cuáles serían tus 3 primeras medidas o tus 3 primeras prioridades en los primeros meses de gobierno?

R: Vamos a ponernos en ese lugar. Creo que es darle un aplauso al pueblo por haberse atrevido a avanzar para un lado diferente por la elección y comenzar a pensar o a llevar a la práctica lo que venimos soñando, pensando en esta propuesta. Estaríamos antes de un fin de año y de una fiesta, creo que sería destacar todo lo bueno, todo lo que el pueblo con sus manos ha logrado, y comenzar poniéndole una gran responsabilidad a quienes están sentados en esos lugares, las distintas direcciones, los distintos programas, cómo fueron sus experiencias. En qué han deseado todo este tiempo salir adelante y ha faltado. Cuáles fueron los grandes aciertos, más allá de lo que nosotros podamos ver. El que protagonizó ese espacio, cómo lo vivió, qué aconseja y qué desaconseja. Y bueno, en segundo lugar, poder hacer este mismo contacto con entes provinciales, nacionales, qué lugar ocupa Esquel en la agenda. Porque creo que la palabra clave sería iniciar una gestión, básicamente, gestionar. Y si vos me decís tres cosas, bueno, el otro diálogo, el diálogo con el pueblo. Representantes del pueblo, mesa multisectorial, invitación a expresarse ampliamente, por qué sí, por qué no. En esa mesa habría quienes se animaron por esta propuesta, quienes creyeron, y otros que ya están de antes allí. Escuchar las dos voces, fortalezas, debilidades, el pueblo protagonista, el pueblo que estuvo ya en la gestión, los distintos programas. Y qué me está pidiendo hoy Esquel. Creo que sería una manera realista, o con algún nivel importante de acierto, iniciar una gestión del municipio.

P: ¿Qué cantidad de secretarías tendrías?

R: Uno de los principios que nosotros estamos considerando, no hablo solamente de mi persona sino del equipo de partido, es que es muy importante considerar la experiencia y comenzar de la misma manera que se termina, a lo mejor, con esta cantidad de secretarías. En poco tiempo, cuando se comience a implementar o a llevar adelante nuestra propuesta, vamos a tener mayor claridad acerca de “esto nos está sirviendo, esto no”. Lo que sí podría decir desde ya es no más cantidad o menos cantidad, creo que más que todo tendríamos que hablar de temas, fortalecer el tema de la búsqueda de una energía sana para buscar opciones. A lo mejor vamos a hablar de una nueva secretaría o de agregar al tema, fuertemente, energías ambientales sanas en alguna otra secretaría que ya está. Y pondríamos peso muy fuerte a lo que sería acción social, la secretaría de trabajo, con ingredientes que den el motor desde el emprendedurismo.

P: El municipio tiene poco menos de 900 empleados. ¿Te parece que es un número bueno, adecuado para la carga tributaria que debemos soportar los contribuyentes? ¿Te parece que hay más empleados de los que deberían o que hay pocos y hay que tomar más?

R: En la ciudad de Esquel, cuando llega un nuevo habitante o que quiere establecerse como habitante, creo que tiene dos opciones, salvo las excepciones: o se sube al sistema de la administración pública o inicia algo como un emprendimiento por su propia cuenta. Creo que también pone su mirada con menos expectativa, pero lo que se aparece frente a sus ojos es a lo mejor el lado comercial, ya sea como un empleado de comercio o para iniciar algo, un kiosco o algo más grande, o algún emprendimiento de otro tipo que tenga que ver con su especialidad. Entonces yo lo que más veo en cuanto a esta pregunta, a cantidad, es que se repite, en el mismo rubro, la cantidad de empleados. Creo que hay que romper ese esquema e ir por aquellas necesidades concretas que están dentro de la población y que no son atendidas, que no tienen que ver con la falta de cobertura de necesidades básicas sino de vocaciones, de llamados, de propuestas que son muy personales, que las puede llevar adelante solo esa persona o ese grupo de personas. Entonces ahí habría un intercambio entre esta cantidad de empleados y llevar a lo mejor a menos o llevar a más, no sabemos, según las propuestas que puedan salir del pueblo, de la gente.

P: ¿Creés que hay que generar alguna nueva área o cerrar? La Municipalidad tiene una radio y una oficina de cultos. ¿Creés que están bien creadas esas oficinas, esas áreas, crearías nuevas?

R: Si un municipio cuenta con un medio radial, un medio de comunicación tan importante como la radio, está permitiendo, según la política que tenga esa radio, la comunicación entre vecinos, de este gobierno hacia el pueblo, entre el pueblo, y del pueblo con el gobierno. Entonces sería válido para mí, en cuanto se permita este interjuego. Un municipio es un lugar de gobierno pequeño, en cierta manera, en cuanto ahí, desde la gestión, está la posibilidad de una llegada directa al pueblo. Somos vecinos, nos vemos, nos conocemos, sabemos dónde está tal oficina. Yo diría más bien aceitar todo esto. Una de las palabras cuando nosotros hablamos de estos temas, una de las palabras en las que encontramos que hay, como una síntesis de lo que queremos hacer, es accesibilidad. A lo mejor más que cantidad o menos cantidad es, ¿cuántos tienen acceso a estas propuestas de oficinas? ¿es fácil llegar? ¿tengo que contar con un efectivo importante? Hoy me comentaba un señor, que inaugura su emprendimiento, que tenía que hacer rentas, tenía que hacer una cantidad de papelería para empezar, que no significa accesibilidad, que es responder a un monstruo burocrático cada vez más grande. Y, además, una cantidad de dinero que en cierta medida se sabe hacia dónde va pero no se sabe al final qué destino tiene. Entonces creo que más que cantidad sería, ¿están cumpliendo?

P: Según tu visión como vecina de Esquel, ¿cuáles son las áreas de infraestructura pública que requieren hoy de una inversión urgente?

R: El centro de nuestra propuesta tiene que ver con quebrar un vínculo terrible que tenemos, que es la dependencia del estado. Cuando se quiebre esa dependencia, que encontramos que por un lado es fortalecer la autonomía y por otro lado brindar accesibilidad, entonces se va a poder considerar esto que vos me estás preguntando, dónde hay que poner, hacer más inversión, en pesos, en programas, en capacitaciones. Que sería atender todo lo que tiene que ver con la acción social, con el trabajo. No hay trabajo: sin embargo, nosotros decimos “no hay empleo, sí hay trabajo”. Cuando nosotros vemos las ferias de productores, cuando vemos las ferias populares que hoy ya tienen un grupo estable de feriantes que buscan, y que llegados estos días en que ya llegó el frío se termina su lugar, entonces estamos viendo claramente, salta a la vista, que el trabajo está. Falta el empleo o darle el lugar que necesita ese empleo. La motivación está, el deseo. Y enseñar, darle un lugar importante a la educación, uno de los pilares de la propuesta nuestra. Una de las cuestiones es capacitar, no solamente en cuanto a contenidos de enseñanza para saber hacer algo, sino trabajar con la autoestima del poblador, creer que puede ser mucho. Un plan social tiene que ser el piso, no el techo. Porque se ha creado ya una subcultura en un grupo social, como que esto es el estilo, hasta acá llego yo, y esta es la manera en que me tengo que mover en la vida.

P: ¿En qué rubros tu gobierno pondría mayor énfasis para atraer proveedores privados a la ciudad de Esquel? Gente que venga con dinero a invertir.

R: Creo que si nosotros vamos a ir al sector privado, tiene que estar absolutamente conectado con el público, no puede haber un Esquel privado y un Esquel público. Este privado debe estar atendiendo al servicio del público, que no está dentro de ese rubro. Con todo el respeto que debe tener el privado, que es el que está poniendo el recurso, la idea, el programa, cómo lo va a llevar adelante, siempre y cuando respete las necesidades y a las motivaciones de una población que viene por años esperando. Nosotros tenemos fácilmente, para definir esto y decir, en el rubro del deporte, un importante centro de deportes de invierno, grande para esta población que tenemos. Grande en el sentido de que ofrece una gran cantidad de posibilidades, que no tiene que quedar solamente en el deporte. Cuando yo voy a hacer el deporte, necesito, para empezar, llegar. ¿Cuántos esquelenses pueden llegar hasta nuestro centro de deportes? Además, tengo para estar así muchas horas, tengo que alimentarme. ¿Cuántos esquelenses participan? O sea, el proyecto privado tiene que atender a las necesidades de un pueblo, no solamente de especialistas, y, además de su propuesta, permitir esas otras subpropuestas que puedan atender a las motivaciones populares.

P: ¿Qué rol pensás que puede tener el estado municipal con ese inversor privado que se pueda hacer cargo de La Hoya, en caso de que el proceso de licitación llegue a buen puerto?

R: Ampliar la oferta. Llamar la atención del pueblo, aquí hay una propuesta que es para todos, para los miles de habitantes que somos. Que usted puede dejarla de lado solamente por una cuestión personal, de gustos, pero no porque no pueda acceder a ella. Ampliar la oferta en ese sentido, llamando la atención del pueblo, y por otro lado ampliar la oferta de quien se hace cargo de este proyecto. Esto no es solo para turistas. El turista debe ser bien atendido, el turista debe recibir, porque hay veces que hablamos de altos montos: debe recibir seguridad, debemos optar a cada vez menos situaciones de accidente. No voy a hablar, porque no soy especialista en el tema, en cuanto a todo lo que puede ofrecer este centro de deportes. Pero además está enclavado, y le da lugar, y le permite la vida, la ciudad de Esquel. Entonces esa ciudad tiene que ser atendida. Ampliar la oferta en los dos sentidos.

P: Y con respecto a La Trochita, que es otro recurso, ¿considerás que el modelo este que impulsó el actual gobierno de concesionar La Hoya es aplicable a La Trochita o pensás que puede seguir en manos del estado provincial?

R: La Trochita es otro ícono de Esquel. Es un ícono histórico, pero que tiene que superar la línea del romanticismo, porque La Trochita cuenta con vías férreas con toda una inversión del siglo pasado. ¿Te puedo comentar algo de mi vida personal, por qué le tengo un amor a La Trochita? Yo vengo de una ciudad que está entre montañas, que está en un valle, Tafí Viejo, en Túcuman, rodeado de montañas. Yo decía: el día que yo salga de acá, tengo que ir a un lugar con montañas. Yo soy una montañesa. Pero además, quiero que haya ferrocarriles. Y yo lo decía en el momento en que ya los ferrocarriles habían caducado, con aquella infernal idea política. Y yo decía "quiero ir" y estaba Esquel, entre montañas y con una pequeña trocha angosta, por donde circulaba un tren. Este tren hoy tiene características de un museo andante, histórico. Es precioso pensarlo desde ese punto de vista. Han surgido muchos relatos en los distintos programas turísticos que hubieron, pero, otra vez, vemos a un ícono de Esquel que vemos pasar los esquelenses. Que nos subimos como travesura, que desde la escuela a veces logramos o que alguna dirección promueva, o que unos cuantos alumnos puedan ir allí. ¿Por qué esta Trochita no puede cumplir la doble función que debería cumplir? Esta ciudad, un centro urbano que está rodeado de pequeñas localidades, debe ser una ciudad de servicio. Además, tiene todas para ser una ciudad de turismo. Hay muchas posibilidades, y La Trochita puede ser un servicio también. Por qué no circular por esas vías el comercio, por qué no toda la artesanía que está a la vera de ese camino, por qué no ampliar, y no solamente hasta acá, dentro de nuestro ejido municipal. Y aprovechar todos esos kilómetros de vía por donde puede circular la cultura, la comunicación, el comercio, y llevar todo esto de lo que somos capaces los esquelenses, incluso hasta fuera del país.

P: ¿Por qué querés ser intendenta?

R: Esta es una invitación que tuve que pensarla mucho. Como cristiana, ponerla en oración también. ¿Qué me hace decir sí a esto y atreverme? Como dije, 30 años en Esquel, más de 30 años ya. He pasado por muchas situaciones laborales desde mi profesión, he tenido la oportunidad de estar en la ciudad y en el campo. He trabajado en 3 provincias diferentes, con alumnos de distintas edades, con distintos programas, desde los más pequeños con los que trabajé, adolescentes, que me encantó: fueron más de 15 años de trabajar con orientación y tutoría, dar distintas materias. Cuento esto porque sí, tiene que ver con la decisión. Haber estado en la formación docente, haber estado en la investigación, haber estado capacitando docentes, haber administrado una institución privada, quiero decir, las cosas se pueden hacer. Tuve la oportunidad de estar fuera del país y ver distintos modelos. Soy mamá, soy esposa y estuve en distintos roles. Creo que hay toda una historia, una experiencia, una salud, acabo de jubilarme y yo veo que tiene un potencial Esquel tan, pero tan grande: en recursos humanos, en recursos naturales, en experiencias, en propuestas, en motivaciones que están dormidas, que están tristes, que lo único que hay que hacer es despertarlas y sacarlas adelante. Creo que los recursos están. Yo no me atrevería a ir a un lugar en donde tengo que comenzar de cero. Acá no hay que fabricarla por vaca, está, hay que ponerla en marcha.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS

Ellos proponen, usted decide. Hoy, Sara Domínguez

Logín