17 de Mayo de 2020
policiales |

Encontraron en Plottier a un prófugo autor de varios crímenes

Vivía con otra identidad en Río Pico, bajo el nombre de Héctor Bulaci. El hombre estaba relacionado con el asesinato de tres chicas jóvenes, crímenes de narcotráfico y un sinnúmero de estafas, robos y fraudes. Fue capturado gracias a la colaboración de la brigada de Esquel.

Con un trabajo conjunto entre la brigada de Esquel, Villa Regina y Cipolletti, volvieron a capturar a Hugo González Pino, un hombre que se hallaba prófugo hace cinco años por diversos crímenes.

 

 

Era uno de los sospechosos del homicidio de una taxista en Villa Regina en 1995, que fue degollada y dejada al costado de su vehículo. También se lo asoció a clanes de narcotráfico. Sin embargo, su condena fue por el triple crimen de Cipolletti en 1997, donde asesinaron a tres chicas jóvenes, de 17, 22 y 24 años.

 

 

Le dieron 18 años, pero, pasado un tiempo, su condena fue anulada y recuperó la libertad en 2002. Continuó haciendo robos, estafas y fraudes. Fue preso nuevamente en 2006, pero logró fugarse. En 2013, un expolicía de Río Negro lo vio circulando en un auto y, luego de una persecución, volvieron a capturarlo.

 

 

En 2015, en Roca, pudo tener salidas transitorias por buena conducta y volvió a fugarse.

 

El delincuente se trasladaba entre Río Negro, Neuquén y Chubut, pero, debido a la pandemia, debió quedar varado en un solo lugar, por lo cual, desde Villa Regina, le dieron intervención a la brigada de Esquel, ya que habían obtenido información de que el hombre estaba viviendo en Río Pico.

 

 

La Brigada de Investigaciones Esquel averiguó en Río Pico que González Pino había estado residiendo en el lugar con la identidad de Hector Bulaci, cometiendo otros delitos de estafa, pero se habría ido a vivir a Plottier trabajando en un taller mecánico, no pudiendo regresar por el tema del COVID-19.

 

 

La brigada recopiló información de manera reservada para no provocar una nueva fuga y advirtió a la jurisdicción de Plottier que, finalmente, logró detenerlo.

 

 

Gracias al trabajo coordinado de las tres provincias, se lo trasladó a la sede de Delitos y fue puesto a disposición del Juzgado de Ejecución Penal 10 de Roca, a cargo de María Gadano.

 

 

En la actualidad, está alojado en una alcaldía de Neuquén, a la espera de su traslado a Roca, donde deberá continuar cumpliendo su condena.

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error