Dólar Compra $69,00 Venta $74,00
Euro Compra $75,00 Venta $80,00
Real Compra $12,00 Venta $13,00
02 de Julio de 2020
red43-canal |

Primera mano: ¿Hay esperanza para el turismo chubutense?

Hablamos con Natalia Leske, subsecretaria de turismo de Chubut, quien nos contó cuáles son las expectativas para la temporada de invierno, para la Cordillera y para el sector en general. 

Desde la Secretaría de Turismo, normalmente, se trabaja en la promoción de los atractivos de nuestra provincia, que son muchos: desde la Cordillera hasta la costa, Chubut tiene bellos lugares que atraen visitantes cada año.

 

Sin embargo, por la situación actual, estos visitantes no pueden llegar a nuestros paisajes. Es por ese motivo que la Secretaría, actualmente, en lugar de su actividad habitual, se encarga de dar apoyo a esta actividad, que sufrió las más inmediatas y severas repercusiones.

 

Natalia Leske, subsecretaria de turismo de Chubut, explicó que esta insólita situación causará que el sector sea uno de los últimos en recuperarse, ya que los viajes se planean con mucha anticipación y la situación es compleja.

 

“En lugar de traer gente, era decirle que se fuera”

 

Medidas a tomar

 

Lo primero que se gestó, según explica Leske, es la articulación entre todos los directores de Turismo, municipales y comunales, y los privados, para lograr una comunicación efectiva sobre las posibles medidas económicas paliativas de un sector abatido por el coronavirus.

 

Desde el Ministerio, organizaron las posibilidades de préstamos para el sector turístico y brindaron el soporte necesario para que todos puedan acceder a estos préstamos.

 

Entre los beneficios, uno ofrecido por Nación tiene tres tipos de fondos: el primero, para infraestructura turística, asignado a obras en áreas protegidas; el segundo, convocado del viernes al martes pasado, llamado “fondo de auxilio para prestadores turísticos”, al que pueden acceder monotributistas y autónomos; y, el tercero, una línea que está por presentarse, de auxilio y capacitación para PyMEs.

 

“Tratamos de cubrir las distintas situaciones de los prestadores con distintas alternativas”.

 

Cierres de establecimientos

 

Por ahora, se tiene poco conocimiento de cuáles son las verdaderas estadísticas de cierres de establecimientos turísticos en Chubut.

 

Hace unas semanas, se autorizó la apertura de establecimientos hoteleros, para dar respuesta a la gente exceptuada del DNU. Es el caso de personas con permiso para tratamientos médicos, viajes urgentes u otros casos especiales. Algunos lugares, como cabañas y pequeños hospedajes, decidieron reconvertir sus establecimientos y destinarlos a otros propósitos, por ejemplo, como alquileres de viviendas.

 

En el caso de la actividad gastronómica, muchos locales cerraron. Sin embargo, hasta ahora, como todavía no empezó la temporada, los demás prestadores turísticos (como los de turismo aventura o los proveedores de diversas excursiones) todavía no sufrieron graves pérdidas. La mayor repercusión dejará su huella durante la temporada alta.

 

La temporada de invierno

 

Según explicó Leske, se estuvo trabajando la posibilidad de comenzar con un turismo interno. En la Cordillera hay buenas condiciones para comenzar la temporada, en especial, de esquí: sin embargo, el mayor problema es el desfase entre los extremos de la provincia en cuanto a aislamiento por el virus, ya que la costa tiene todos los casos hasta el momento. Debido a esto, los principales mercados emisores (Comodoro y la zona del Valle) no podrían acceder a La Hoya, por ejemplo, por el riesgo que esto implicaría para los habitantes de Esquel.

 

La ventaja de La Hoya es que tiene una de las temporadas más largas entre todos los centros de esquí, ya que la nieve dura hasta octubre. Esto permite vislumbrar alguna posibilidad de generar las condiciones para que se de este tipo de turismo.

 

“Necesitamos que se genere el movimiento turístico que, realmente, deje gente que contrate noches de hoteles, que alquile equipos, que utilice los rental, que vaya a comer: no solo una actividad recreativa para los locales”.

 

Las condiciones dependerán de que las personas del destino tengan garantías respecto a las condiciones sanitarias y las medidas correspondientes, para minimizar las posibilidades de contagio. Ya están preparados los protocolos para, dado el caso, presentarlos y estudiarlos junto a las autoridades correspondientes.

 

“Con mucha cautela, ir siempre evaluando la situación en la que estamos y estando preparados”.

 

Los posibles protocolos

 

Hace más de un mes, se comenzaron a diseñar los protocolos para estar listos en todos los niveles, a fin de dar confianza a la gente, tanto a los viajeros como a los locales.

 

“En eso tenemos que ser responsables, tanto nosotros como funcionarios, como la misma gente que va a decidir viajar y cumplir las normas”.

 

Se unificaron criterios con otros organismos nacionales, para que, en un futuro quizá no tan cercano, si se habilita el turismo nacional, el turista no deba implementar medidas distintas en cada lugar. Ya hay protocolos para hotelería y gastronomía, y se están analizando los de prestadores turísticos, todo a nivel nacional.

 

Entre las medidas, para todos los servicios, se deberán seguir las recomendaciones generales que indica el Ministerio de Salud: higiene respiratoria y de manos permanente, con agua y jabón o alcohol en gel; reforzar los procedimientos de limpieza y desinfección; y comunicar a los visitantes.

 

Tener el protocolo no quiere decir que la actividad se autorice: tiene una fecha y una realidad legal, que es la actual. Cuando la actividad tenga su apertura, que sería en la quinta fase, el protocolo tendrá flexibilización o cambios.

 

“Eso es lo que tenemos que trabajar: alternativas. Es un poco lo que trabajamos con los prestadores, al decir ‘bueno, hoy pensémoslo así, pero no lo cerremos, porque sabemos que mañana esto va a ser distinto’”.

 

Pese a esto, se deberá comenzar a capacitar al personal y a estudiar el cambio de comunicación, para que el turista elija el servicio sintiéndose seguro de las medidas preventivas.

 

La promoción turística en tiempos de pandemia

 

Las acciones del Ministerio tuvieron que ser revertidas por completo, ya que cambiaron completamente las estrategias y el enfoque habituales. La primera fase se trató de evitar que la gente se desplazara, cuando, justo antes de Semana Santa, con muchas reservas y grandes expectativas, se implementó el aislamiento. A los 20 días, se flexibilizó y se volvieron a difundir los atractivos de la temporada: actualmente, hace más de un mes, se comenzó a mostrar todo lo que se podrá hacer en Chubut cuando esto pase.

 

Actualmente, se está promocionando la temporada de ballenas y, pronto, se comenzará con la nieve. Cuando el turismo se reactive, las acciones estarán sujetas a una encuesta de demanda y perfil, lista para lanzar, para saber cuáles serán los “nuevos” turistas.

 

“Pensemos que hay una nueva normalidad. No estamos hablando de que las cosas van a volver a ser como antes, sino que van a ser de una forma distinta y no sabemos cuál es”.

 

El turismo irá recuperándose de a pasos: desde el regional, al provincial, al nacional y, en un futuro, al internacional.

 

Todo esto y mucho más, en una nueva edición de Primera mano, el programa conducido por Martín Berrade. ¡No te lo pierdas!

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error
red43-canal |