deportes |

San Martín lo terminó jugando con el alma

Quedó despeinado, con la ropa deshilachada, con cara de rebelde y con varios jugadores lesionados

La inactividad la pagó cara. Obvio que no hay que echarle la culpa a nadie, pero entre la pandemia y la falta de competencia estable, a San Martín le jugó en contra.

 

Hizo lo que pudo, hasta donde pudo y lo que le dejó hacer el rival.

 

Desde hace un par de meses a esta parte el equipo de básquet del club San Martin tuvo una seguidilla de partidos de primerísimo nivel y aunque en el balance se podrá decir que es sumamente positivo, el costo que se pagó fue demasiado alto.

 

Muchos jugadores lesionados por la exigencia misma del juego fue el saldo negativo. El armar la Final Four en Esquel en tiempo récord tal vez sea el saldo positivo. La gente apreció el mejor básquet que se pudo ver en la región andina y en eso nos fuimos del gimnasio empachados.

 

Zorros de San Martín de Los Andes (el equipo pobre de los dos de aquella ciudad lacustre) se llevó el título Andino al ganar la Final Four.

 

Ganó el derecho de jugar el Torneo Federal del año que viene, aunque sus dirigentes evaluarán en las próximas horas si lo harán o no.

 

Zorros lo ganó de manera impecable, jugando un último partido con un nivel por demás interesante. Derrotó a Lacar por 79 a 56 mostrando un nivel de juego muy bueno con varios jugadores “Nivel Torneo Federal”, como el muchachito de apellido difícil Tomas Djenderedjian, quien se llevó además el trofeo al MPV del campeonato.

 

Claro que en la final también se destacó Santiago Vázquez con 16 puntos (2 triples) para superar a un Lacar desdibujado, tal vez producto del cansancio donde Agustín Lagos (17 puntos – 3 triples) terminó siendo también jugador de un valor superlativo.

 

Zorros ganó los tres partidos, aunque debemos señalar que San Martin en la noche del debut, había sido superior y que solo cedió terreno en los minutos finales con la inmensa cantidad de libres errados, tal vez (aunque es trillado decirlo) producto del cansancio.

 

 

Hablando (en este caso, escribiendo) de San Martín debemos señalar que ayer con un equipo muy limitado en cantidad y sobre todo con una merma física considerable hizo lo que pudo ante Pehuenes de Bariloche, equipo que lo derrotó por 68 a 60.

 

Bautista Álvarez García, Batiuk y Jagla fue el tridente que superó a un San Martín que apenas pudo ponerse en partido con algo de Juan Martínez Aguirre, “otro algo” de Agustí Biaggioni, de Alex Roberts y Enzo Lavarra, aunque debemos señalar que no tuvieron una buena tarde (y eso se sintió en el rendimiento del equipo) Guillermo Iturburu, Gerónimo Rossi y Jeremías Gómez, además de las ausencias de Franco Campos y Cristian Trecani quienes no jugaron el domingo por haber sufrido distintas lesiones, considerables por cierto.

 

Llegará el momento de analizar todo lo realizado y pensar en un 2022 con mucho básquet, con la idea de que se juegue nuevamente el Torneo Pre Federal, ahora con la incorporación de las categorías formativas, siendo esta la batalla por pelear.

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error