RED43 sociedad videohomenaje
03 de Marzo de 2021
sociedad |

“Carmen Quintana siempre nos dio un empujón, fue una gran compañera y amiga”

Los pediatras Flavio Romano, Mirta Moreschi y José Tellechea recordaron a su amiga y compañera Carmen Quintana, quien falleció hace pocos días a causa de complicaciones derivadas del Covid.

“Estamos agradecidos con el canal por brindarnos este espacio que nos permite homenajear a Carmen Quintana, una gran amiga que nos acaba de dejar “ fueron las palabras del pediatra Flavio Romano en diálogo con Red43.

 

Con un vacío por la pérdida de Carmen, también agradeció a  todos los pacientes y esqueleneses que se manifestaron en las redes, dando sus palabras de afecto hacia Carmen. 

 

Por otro lado, Mirta Moreschi, comentó algunas de las vivencias que tuvo con Carmen, una gran compañera y amiga.  “ La vamos a extrañar mucho. Los pacientes también, estuvimos más de 30 años trabajando juntos. Para nosotros fue una referente muy importante, nos abrió las puertas en un momento donde el sueldo del hospital no nos alcanzaba, y tuvimos que trabajar en privado. Carmen era una de las pocas que trabajaba en privado, y tuvimos la oportunidad con ella de armar nuestros consultorios de SANI para poder tener un flujo de pacientes importante“

 

 

“Ella hizo que los pacientes empezaran a confiar en nosotros. Es nuestra gran compañera, nuestra amiga, la que nos pudo dar un empujoncito en todo esto que es la pediatría en privado“

 

 

 

Además cuentan que gracias a Carmen, todos se unieron. “Fue una de las fundadoras de la sociedad Argentina de pediatría que nuclea a todos los pediatras de Esquel y la zona. Nos une con el objetivo principal que es la salud, y los derechos del niño y del adolescente“.

 

No sólo la catalogaron como pediatra y compañera, sino que también como una gran amiga. “Ella era una gran contadora de anécdotas, de la vida y de pacientes que eran muy tiernas y graciosas. Cenas compartidas, congresos compartidos.. Reuniones de amigos, reuniones de planificación... Carmen tenía unas manos increíbles, aparte de tocar el violín (participaba en la orquesta) , también vivía regalando cosas que ella hacia con sus manos, le encantaban las plantas, los animales... La consultaban muchos pacientes para que medique a los perritos, a los gatitos y a ella le encantaba. Mi recuerdo con Carmen es que me la acuerdo como divertida, comprometida, cálida. La vamos a extrañar mucho“.

 

 

 

Otro de sus amigos y compañeros, fue José Tellechea, quien destacó la bondad de Carmen. “El compartir, el apoyo permanente y la presencia. Cuando no había especialidades , Carmen era la referente, a quien le preguntábamos por las lesiones de piel y siempre estaba predispuesta a todo. Luego llegaron dermatólogos y la estructura de SANI“.

 

La definió como valiente  y con mucha vocación. “En los últimos años ella hacia otras actividades e igual mantenía la pediatría.  Ella iba a SANI los días que iba porque era su casa, no podía despegar esos dos o tres días que hacia consultorio. Con la fidelidad de los pacientes, siempre la buscaron a ella. Profesionalmente era una persona  muy solida, siempre una referente muy importante en la zona sobre la sociedad que nos nuclea. Quiero recordarla como una persona valiente, ella tenía todo resultado, familiarmente, personalmente y laboralmente“.

 

 

“ Siempre fue la puntera ante situaciones que nos tocaban a los pediatras“

 

 

 

Para demostrar que era una puntera de cada situación, José comentó que una vez tomó la presidencia del circulo medico para normalizarlo, y lo logró. “Con 67 años se puso al frente de la lucha de los pediatras. La valoro mucho, porque hay que tener coraje en el cual uno puede estar relajado en su casa, pero ella siempre estaba adelante en la lucha en defensa a la especialidad,. Siempre tenia una palabra de aliento, siempre para adelante. Era una compañera y la vamos a extrañar mucho“.

 

A su vez, Flavio Romano la recordó como “ una gran trasgresora, aunque parecía ser muy formal. Una mujer joven que aceptaba todos los desafíos y los encaraba con alegría y buena onda, nunca siendo mezquina. Mucha gente cuando logra su posición no quiere que nadie se acerque, es celosa de que no se acerquen los colegas, de la gente que siente competencia ,ella jamás lo sintió. Abría la puerta y compartía lo que tenía, multiplicaba el amor“.

 

Carmen amaba a los pacientes, las plantas, la música y los animales. Es un ejemplo para todos. 

 

Todos ellos la recordarán de la mejor manera, como ella les pidió.

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error