19 de Mayo de 2022
sociedad |

Se restituirán los restos de un cacique tehuelche desde Francia

Por pedido de sus descendientes, los restos de Liempichún Sakamata regresarán a Chubut.

Los restos del cacique tehuelche Liempichún Sakamata fueron apropiados por el conde francés Henry de La Vaulx a finales del siglo XIX. Los cuales estuvieron expuestos en el Museo del Hombre de París hasta el año 2009. Sus descendientes reclamaron su restitución por medio de la Cancillería Argentina y el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI).

 

Tras la reunión que mantuvieron el viernes pasado en París, el presidente Alberto Fernández y Emmanuel Macrón, se informó que Francia aceptó el reclamo de restitución. 

 

A partir de junio de 2015 se inició formalmente el proceso de devolución de los restos del cacique, cuando el Ministerio de Relaciones Exteriores solicitó una petición por parte de sus descendientes de la provincia de Chubut: los Sakamata de Puerto Madryn y los Lof Liempichúm de Río Senguer.

 

El Programa Nacional de Restitución de Restos Humanos Indígenas de la Dirección de Afirmación de los Derechos Indígenas del INAI, por medio de Cancillería, con los ministerios de Europa y Asuntos Exteriores y de Cultura de Francia y con las comunidades de Chubut y el Municipio de Sarmiento, coordinan el viaje con los restos del cacique Sakamata.

 

A través de un comunicado oficial, la presidenta del INAI, Magdalena Odarda, expresó: “Numerosas comunidades de la provincia fueron sumando su apoyo a lo largo del reclamo. Recién a partir de esta nueva gestión, el INAI cuenta con un área que se dedica exclusivamente atender los asuntos internacionales, lo cual potenció el reclamo de la comunidad”.

 

Asimismo, resaltó que la restitución de Sakamata “es parte de una perspectiva de respeto y derecho hacia las tradiciones y valores culturales de cada comunidad”.

 

En base a la solicitud del Ministerio de Europa y Asuntos Exteriores, los restos de Liempichúm Sakamata esperarían en Sarmiento, Chubut, hasta que se apruebe su restitución en el Parlamento francés.

 

Para después “según la cosmovisión de los pueblos mapuche y tehuelche” ser honrado como “se merece todo ser humano en su comunidad”, destacó Odarda.

 

Según se informó en un documento de prensa, el conde La Vaulx vino al país por encargo del Ministerio de Educación de Francia para buscar restos óseos de la Edad de Piedra. Sin embargo, “se dedicó a profanar y saquear tumbas de personas fallecidas recientemente, además de obtener fotografías y otros objetos arqueológicos y etnográficos gracias a la confianza” de los pueblos tehuelches.

 

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error