RED43 sociedad marcha piquetera
15 de Julio de 2022
sociedad |

El testimonio de una beneficiaria de un plan social que se hizo viral: “Nos quieren mandar a trabajar y no es justo”

Durante la marcha piquetera que se realizó en el centro porteño ayer para reclamar por planes sociales y un bono extra.

En la marcha piquetera del jueves en el centro de la Ciudad de Buenos Aires, a la cual asistieron miles de personas para reclamar por más planes sociales y un bono extra. El testimonio de una mujer de 28 años que estaba junto a su hija se hizo viral por la frase que pronunció: “Nos quieren mandar a trabajar a la calle y no es justo, porque toda la vida vivimos trabajando de esto”.

 

En medio de los bombos y ruidos de la concentración, la mujer junto a su hija de cuatro años que dormía en un cartón en el piso, contestó a la periodista que se acercó a preguntarle qué reclamaban: “La plata no alcanza para nada, los planes sociales los están cerrando. ¿Qué quieren, que trabajemos de 8 de la mañana a 5 de la tarde por la misma plata que nos pagan?”.

 

La mujer quien trabaja en un comedor, comentó: “Subsistimos haciendo ollas populares y roperitos. Siempre estamos tratando de solventar los gastos para que la gente pueda llevarse un plato de comida. Con el plan no llegamos a fin de mes, no nos gusta hacer esto”.

 

En ese contexto, la mujer de 28 años y madre de tres hijos sostuvo que “nunca consiguió un trabajo en blanco” debido a que “no terminó el secundario”. Sin embargo, en algún momento trabajó en casa de familias en donde “ganaba 4500 pesos por semana que no es plata tampoco. Estaba de ocho de la mañana a las 16 y eso no es justo”.

 

Al referirse a su situación actual, “No llegamos a fin de mes, los planes es algo que nos sirve, tampoco uno pretende vivir toda la vida así”. Y añadió: “La gente quiere jubilarse, estar mejor, que sus chicos vayan a una escuela privada”.

 

La mujer que proviene de una “familia muy humilde” su mamá murió cuando ella tenía 9 años y sus tíos ya tenían numerosos hijos por lo que fue a parar a un hogar. Ahora tiene casa propia con cloacas por lo que paga “10.000 pesos de impuestos y servicios”, contó. 

 

Por último, comentó: “Gracias a Dios, mal o bien, uno come. Porque en otros países están peor que nosotros. Mis hijos comen las cuatro comidas, este país es un país rico”.

 

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error