RED43 opinion columnahorcon
28 de Febrero de 2018
opinion |
El Horcón

¿Basureros o exhibidores de basura?

Una nueva entrega de El Horcón para RED43

Escuchar esta nota

Los exhibidores de basura de Esquel; el nuevo cambio de ministro de economía en Chubut; una declaración de Menen y la salud como derecho humano son los temas que el Horcón comparte con sus lectores.

 

Durante la gestión municipal anterior, se llevo adelante una plausible iniciativa para evitar la basura desparramada en calles y aceras, pero en la práctica algo falló y habrá que ingeniar alguna variante que evite la fea apariencia de exhibidores de desperdicios que dan los cestos, obligados a colocarse por ordenanza en las aceras.

 

Si bien en la ciudad aún queda gente que tira latas, cajas, bolsas etcétera en cualquier parte y a los que habría que multar cuando algún inspector o guardián del orden los sorprenda, la mayoría los deposita en los costosos contenedores metálicos de paredes enrejadas.

 

Lo malo es que los desechos, quedan expuestos a través del enrejado, dando un mal aspecto general. No se puede pedir al frentista que a cada rato abra su contenedor y embolse todo, ni al transeúnte que lo haga antes de arrojar su desperdicio. Muchas ciudades usan tachos plásticos de distintos colores, lo que agrega una selección previa antes de llegar a la planta de residuos, pero Esquel aún es una ciudad más futbolera que turística, por lo que infiero que los aspirantes al seleccionado practicarían sus mejores tiros libres con ellos.

 

Generalmente el Horcón suele sugerir alguna línea, pero en este caso solo se nos ocurre apelar al ingenio colectivo y a esa muy buena pléyade de jóvenes ingeniosos, que los hay en cantidad, para que junto con las autoridades municipales hallen alguna solución realizable. Entretanto, sería importante que el servicio de recolección cargue en el camión TODO lo que haya en los cestos de basura.

 

 

UN GRAN RETO PARA EL NUEVO MINISTRO DE ECONOMÍA

 

Alejandro Grazonio es el nuevo Ministro de economía, el reto nadie se atreve  a minimizarlo y de su éxito en esta área pensamos que, a estas alturas, es un bien que desean la mayoría. Si Chubut no logra encaminar sus finanzas no será bueno para nadie.

 

Tampoco ya ningún político se escandaliza cuando el nuevo ministro  califica la situación actual como “muy compleja”, no se puede ocultar ni protagonizar rabietas ante la evidencia palpable del estado delicadísimo en el cual nos encontramos que, a todas luces, demandará inteligencia, entrega y como bien ha pedido Garzonio “trabajo en conjunto” por encima de cualquier mezquindad política.

 

La interrogante está en que si la clase política, incluyendo el propio espacio que convoca al ministro, está dispuesto a cooperar y decidido a que la mejor opción es, precisamente, corregir todo lo necesario de nuestra maltrecha economía. Se necesita recuperar la provincia  que queremos para vivir, con oportunidades  sustentables para todos. Las peleas por situaciones y posicionamientos particulares ya más que cansar, rozan la indolencia, la falta de empatía y respeto por cada ciudadano que habitamos este lugar.

 

 

RISA O LLANTO

 

Según el Diario la Nación en el programa Perspectivas de Buenos Aires, Menem afirmó: "En todos los gobiernos, salvo el mío, hubo corrupción". ¿Nos reímos o lloramos? (no es chiste: LO DIJO)

 

 

EVO DIJO NO

 

Nuestro Estado se pidió reciprocidad a Bolivia para que brinde cobertura médica a los inmigrantes argentinos, tal como lo hace Argentina. El pedido fue rechazado por el gobierno de Evo Morales.

 

Desde Jujuy se había dado a conocer una iniciativa para cobrar a extranjeros que se atiendan en hospitales públicos de esa provincia. El proyecto buscaba que pague el Estado boliviano y no el ciudadano.  El Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país manifestó que la legislación vigente no permite la firma de un convenio con estas características.

 

El No de Evo no es solo a los argentinos inmigrantes, la salud gratuita, como derecho de las personas en el país andino, está mucho más restringido que  en Argentina.

 

En Bolivia las leyes habilitan la atención gratuita únicamente para "mujeres embarazadas desde el inicio de la gestación hasta seis meses posteriores al parto, niños y niñas menores de cinco años, mujeres y hombres a partir de los sesenta años, mujeres en edad fértil sólo para atenciones relacionadas con salud sexual y reproductiva y personas con discapacidad".

 

De ahí las autoridades del país vecino concluyeron que “no corresponde la suscripción del indicado convenio".

 

Todo este pedido de reciprocidad, más allá de ser justo, pone al descubierto como la gratuidad en la salud -derecho humano primordial- está muy bastardeado en muchos lugares del mundo.

 

Si bien queda mucho por hacer, Argentina ha dado pasos muy importantes con respecto a la salud para todos y a su calidad. Esto sucede al contrario del resto del mundo donde casi ningún país atiende de forma gratuita a los extranjeros, incluso en regímenes que se ufanan de sus logros y gratuidad en ese campo, como es el caso de Cuba, donde todo al que no resida en la isla se le cobran los servicios médicos, incluyendo a los propios cubanos que viven en otros países.

 

Conocer la realidad de los países vecinos nos da una pauta que nuestra lucha por mejorar la salud para todos los argentinos, necesita sumarse a las voces que reclaman que el mundo y, por supuesto nuestra región, demanda de cuidados en este campo que no son lujos, sino derechos que no se están garantizando por los diferentes gobiernos, independiente de su color político.

 

 

CHISTE DE YAPA

 

En un examen de zoología, el profesor le entrega a un alumno una pata de pájaro y le dice:

 

- A la vista de esta extremidad, ha de decirme la familia, el género y la especie del animal, así como sus costumbres migratorias y el número de crías por nidada.

 

Y el alumno responde:

 

- Pero, ¿Cómo le voy a decir todo eso con una pata solo?

 

El profesor le dice:

 

- Esta usted suspendido. A ver, dígame su nombre y apellido.
Y el alumno se quita un zapato, le enseña el pie desnudo al profesor y le dice:

 

- Adivine... 

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error