X

Atacaron la embajada argentina en Santiago de Chile

Un grupo de manifestantes ingresó a los jardines de la residencia: forzaron la entrada y rompieron vidrios.

Una de las sedes de la embajada argentina en Santiago de Chile fue atacada este viernes por un grupo de manifestantes que participaba en una nueva jornada de protestas contra el gobierno de Sebastián Piñera. 

Según informaron a Clarín fuentes de Cancillería, en medio de los enfrentamientos con la policía, algunos manifestantes forzaron la entrada y arrojaron piedras y rompieron vidrios de una de las sedes diplomáticas en la capital trasandina.

Al momento del ataque el embajador argentino José Octavio Bordon no estaba en el lugar, y tampoco hubo personal herido.

"Hubo un forcejeo, forzaron la entrada, ingresaron a los jardines de la residencia, tiraron piedras y rompieron algunos vidrios, pero fueron desalojados, pero el embajador está bien y no hay nadie adentro", confiaron las fuentes.

Durante la madrugada, Bordon se comunicó con Clarín y dio detalles de lo sucedido.

"Fue muy duro. Mientras incendiaban el rectorado frente a la residencia vandalizaban la iglesia a 50 metros. Rompieron portones, ingresaron rompiendo todos los vidrios de planta baja y los de los autos. Decidimos pernoctar aquí para preservar el patrimonio. Mañana evaluaremos los destrozos y que hacer", declaró el embajador.

La embajada argentina está ubicada frente a la Universidad Pedro de Valdivia, que fue incendiada por los manifestantes. El edificio es custodiado por fuerzas especiales.

La sede argentina en Santiago y la universidad saqueada están a pocas cuadras de la Plaza Italia, el centro neurálgico de los reclamos en Santiago. Allí, una vez más, fueron miles y miles de chilenos los que se manifestaron contra el Gobierno de manera pacífica. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Atacaron la embajada argentina en Santiago de Chile

Un grupo de manifestantes ingresó a los jardines de la residencia: forzaron la entrada y rompieron vidrios.

Logín