X

Esquel: Homenajearon a las docentes fallecidas con una marcha de antorchas

foto
video

Fue en la noche del martes

Tras cumplirse una semana de la tragedia que se cobró la vida de dos docentes en la Ruta 3 de Chubut, se realizó en Esquel una marcha de antorchas para homenajear a Cristina y Jorgelina.

Vecinos de la localidad cordillerana, marcharon por las calles de la ciudad y además se concentraron en la intersección de las avenidas Ameghino y Fontana, donde además brindaron un discurso.

 

Cristina y Jorgelina en nosotras

Ponerle palabras a una ausencia es una cuestión imposible. Ante la muerte, ante la ausencia, se abre un vacío, un silencio que se cuela en lugares que no conocemos.

Cristina y Jorgelina, para quienes las conocieron, eran muchas cosas y habitaban muchos espacios en los que desde hace una semana ya no volverán a estar. Habitaban su hogar, tenían una familia, eran mujeres trabajadoras, docentes, habitaban una escuela. Ya no estarán allí.

También habitaron las calles, como nosotras, en medio del terror social al que nos ha sometido el gobierno provincial, con prácticas sistemáticas de precarización, ajuste y criminalización de la protesta social. Pero tampoco habitarán ya ese espacio. No como solían hacerlo. Cristina y Jorgelina, para quienes no las conocimos en persona, son como esa compañera de trabajo, esa amiga, esa luchadora que vemos cuando levantamos la vista en todos los espacios que habitamos.

Los que habitamos habitualmente y aquellos en los que nos adentramos cuando vulneran nuestros derechos. Por eso, por estos días se nos han atragantado las palabras, hemos llorado muchas veces, nos hemos abrazado seguido, conmocionadas y emocionadas por el dolor de su pérdida, pero también sosteniendo a cada una de esas compañeras lucadoras que son como Cristina y Jorgelina. Las mujeres sabemos mucho de asimetrías e injusticias: solemos ser la mayoría más precarizada, o aquellas que nos hacemos cargo del trabajo de cuidado y doméstico, siempre impago y despreciado por el sistema que nos explota.

Como mujeres sabemos que nuestro cuerpo puesto en distintos espacios, es muchas veces el cuerpo vulnerado, violentado, el cuerpo hallado sin vida. Y tantas veces “ponemos el cuerpo” para sostener hogares, estructuras, instituciones, asambleas, cortes de ruta, marchas y protestas.

Como mujeres sabemos que Cristina y Jorgelina dieron la vida en su trabajo, en su ámbito personal y en la lucha que emprendieron por el derecho de todas a trabajar con dignidad, en condiciones de legalidad y sin violencia. Y aunque siempre dolerá su ausencia, las llevaremos en nuestro cuerpo, en nuestra palabra, en nuestra lucha. Multiplicaremos las Cristinas y Jorgelinas en las casas, en las aulas, en todos los trabajos, en las calles.

Habitaremos esos espacios más juntas que nunca, movidas por su fuerza para no bajar los brazos y hacer de cada una de nosotras un espacio habitable de un mundo más justo, realmente posible, y no solo para unos pocos. Cristina y Jorgelina presentes, ahora y siempre. Marabunta, Esquel, Chubut, 24 de Septiembre de 2019.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Esquel: Homenajearon a las docentes fallecidas con una marcha de antorchas

Fue en la noche del martes

Logín