red43-canal |
Lelia Castro

Salmuera Vasca Don Omar; el producto artesanal de Esquel que ya se conoce en Europa y Norteamérica

Hecha a mano y en casa; Omar y Laurita cuentan cómo se expandió el producto que comenzó como receta familiar y hoy es solicitado en varias partes del mundo. Una propuesta original para regalo, con tres tipos de sabores y tamaño.

En esta nueva entrega especial de Red43, nos acercamos al domicilio del vecino José Omar Barcelona y su esposa, Laurita Lacunza. 

 

 

Ambos, llevan adelante un emprendimiento a pulmón, que hoy les da una gran ayuda para tener un ingreso económico. Se trata de la fabricación de salmuera vasca; un producto que lleva el nombre de uno de los entrevistados de hoy, "Don Omar".

 

 

 

Omar tiene 68 años. Es nacido y criado en el campo. En su relato, cuenta que estudió para el campo, es Técnico Agropecuario y se formó en el Colegio Inchausti de Buenos Aires, dependiente de la Universidad de La Plata.

 

 


Promoción 1970 del Colegio Inchausti.

 

 

Luego de formarse, dedicó su vida al campo, llegando a trabajar hasta en Santa Cruz, administrando una estancia. 

 

 

 

En el año 1980, regresa a la ciudad de Esquel, casado con su primera esposa, con quien tiene tres hijos; Facundo (46), Laura (44) y Fabián (42).

 

 


De izquierda a derecha: Laura, Fabián y Facundo.

 

 

Luego se desempeña por varios años en Carrenleufú como maestro de granja, en la Escuela N° 10 y posteriormente, en la Estancia "El Cronómetro", donde se desempeñó por 26 años hasta jubilarse.

 

 

 

 

La historia de la salmuera:

 

 

"Toda la vida hice la receta. Hace más de 50 años la hago. Es de un bisabuelo materno de España", relata Omar, detallando que en su momento, anexó a su producto, la propuesta de chacinados, pero debido al alto valor de los impuestos, debió dar de baja todo.

 

 

 

Con la llegada de Laurita a su vida -actual esposa y con quien está ya hace siete años-, se retomó la elaboración de la salmuera; inscribieron el producto en la Municipalidad de Esquel; obtuvieron la habilitación comercial y luego de trámites en AFIP y Rentas, encaminaron juntos el proceso de producción y ventas del mismo.

 

 

"A la salmuera tradicional, le anexamos dos gustos; una de limón, para carnes blancas (pollo, lechón, pescado, milanesas); y una de menta, para ovinos y caprinos (cordero, capón, chivito). La tradicional es para todo; carnes rojas, ensaladas... ¡Hasta para la sopa!"

 

 

 

 

 

 

Omar y Laurita, comentan que en un día, pueden llegar a producir un total de 10 salmueras, teniendo en cuenta, que se trata de un trabajo hecho completamente a mano entre ellos dos.

 

 

 

 

"Es un producto que no se hecha a perder. Puede durar tranquilamente dos años fuera de la heladera. Ambos contamos con carnet de sanidad y la autorización de Bromatología para producir en casa. Estamos autorizados a vender dentro de Esquel y la Comarca"

 

 

 

Laurita recuerda que en momentos duros y antes de la llegada de la pandemia, pensaron en dar de baja la venta, por distintas cuestiones, pero el pedido de la gente de que sigan produciendo, hizo que continuaran con el emprendimiento: "hay muy buenos comentarios; mucha gente la pide. Han llevado salmueras para regalar a España, Italia, Estados Unidos, Canadá, entre otros lugares. Muchos vienen a buscarla a casa (Molinari 730) y otros la consiguen en distintos comercios de Esquel".

 

 

 

"En fechas especiales vendemos mucho. Por ejemplo el Día del Amigo; Día del Padre; las fiestas de fin de año o simplemente un cumpleaños"

 

 

 

El producto, además de sus tres sabores; Tradicional, Limón y Menta, puede conseguirse en tres tamaños; 550cc, 250cc o la de litro, a pedido, a la cual bautizaron como "Fogonera".

 

 

 

 

 

Al momento de culminar la entrevista, el matrimonio deja un especial mensaje, sobre todo, para los jóvenes:

 

 

Aprender a trabajar para volcarlo el día de mañana a favor de su economía. Hoy en día debería haber más lugares para que los jóvenes puedan formarse y aprender un oficio. Falta un lugar dedicado a quienes les ha costado estudiar y necesitan tener un trabajo con dignidad. Todos pueden aprender a manejarse en distintos rubros para poder defenderse con sus manos.

 

 

 

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error