RED43 red43-canal Especiales RED43
13 de Agosto de 2022
red43-canal |

Luis Fuertes: Dejó su carrera como abogado para dedicarse a la cocina e instaló "Bon Vivant" en Esquel

Hace 30 años dejó su trabajo en un estudio jurídico para vender pizzas y empanadas. Hoy ofrece comida gourmet y se define como un "apasionado por la cocina" ¡Conocé la historia de este gran cocinero!

Por Maira Maya

 

 

El reconocido empresario gastronómico, Luis Fuertes, relató la historia que lo llevó a instalarse en Esquel, crear "Bon Vivant" y ofrecer innumerables opciones en eventos y celebraciones. 

 

 

Luis nos recibió en su local donde cada día ofrece viandas y paletas heladas, junto a su esposa, Carolina, con quien llevan adelante el emprendimiento que surgió en tiempos de pandemia, sin embargo el recorrido comenzó 30 años antes.

 

"Acabo de cumplir 60 años y la mitad de mi vida me la pasé cocinando", reflexiona Luis al comenzar la nota, porque el camino  inició cuando dejó su carrera como Abogado para dedicarse a la cocina, un proyecto arriesgado, pero que fue posible gracias a la pasión que le dedica día a día.

 

 

Sobre esto, Luis recuerda que vivía en Buenos Aires y "venía de una actividad distinta, trabajaba en un Estudio Jurídico hasta que un día decidí cambiar el rumbo y comenzar a hacer pizzas y empanadas". 

 

 

Este cambio rotundo, ocurrió a sus 28 años y al comenzar se dio cuenta que "no tenía zapatillas, porque vivía trabajando de traje. Aprendí todo desde cero y lo hice con coraje porque no conocía, después tuve la posibilidad de capacitarme con grandes maestros". 

 

 

 

Posteriormente estudió en el Colegio de Cocineros del Gato Dumas, y fue él quien despertó su pasión por la gastronomía. "Además viajé mucho y de cada lugar conocí experiencias con los sabores. Es algo que disfruto, que me apasiona", destacó Luis.

 

 

Luego de las primeras capacitaciones, Luis tuvo la posibilidad de tener su restaurant propio, lo hizo durante 15 años "incursioné también en la chocolatería y hace un tiempo comenzamos a realizar paletas heladas", las que hoy comercializa en Esquel y reúne más de 30 sabores.

 

 

Para las paletas, "utilizamos productos de la zona y siempre buscamos innovar porque queremos que el vecino de Esquel tenga la posibilidad de probar cosas diferentes", sostiene Luis. 

 

 

En la zona además, es reconocido por el servicio de shawarma que ofrece hace varios años y protagonizó en innumerables celebraciones de la ciudad. 

 

 

 

La comida como motivo de encuentro

 

 

Luis busca a través de sus platos ofrecer una experiencia al comensal, por eso recuerda que en su casa "siempre la comida fue de disfrute, motivo de reuniones y mi vieja era una gran cocinera".

 

 

"Además hacía las viandas para las reuniones de Rotary y ahí aprendí mucho. Cuando vivía en Buenos Aires era voluntario de Cáritas y cocinaba para la gente de calle, cada vez que vuelvo al barrio la gente me pregunta cuando voy a volver a cocinar y eso es gratificante", afirmó.

 

 

Y destaca que: "Con la comida se genera un vínculo con las personas, y eso no se olvida. Muchas personas no recuerdan mi nombre, pero sí lo que comieron en algún evento". 

 

 

 

Luis dejó muy en claro que la gastronomía es un trabajo sacrificado, pero reconfortante "hoy puedo estar cocinando hasta las 6 de la mañana y lo disfruto, la cocina es un acto de amor".

 

"Mi vida va a terminar siendo cocinero. Estoy en una etapa de mi vida donde puedo trasmitir todo lo que aprendí a lo largo de los años, y ahora tengo la seguridad de hacerlo bien, porque ya me equivoqué mucho", expresa. 

 

 

 

Una de las tantas anécdotas que comparte Luis, fue cuando debió hacer un catering para un grupo de personas que hacían un curso de adobe en Paso del Sapo "y teníamos que cocinar con los recursos que teníamos. Así surgió el cordero con lavanda que hoy es un plato fijo".

 

 

Actualmente, ofrecen el servicio de comida gourmet a Agencias de Turismo que invitan a los turistas a disfrutar la gastronomía local en lugares tradicionales como el Lago Arrayanes y Piedra Parada.

 

 

"Me levanto y desayuno en el local, pensando en lo que quiero elaborar ese día. Mi elección por la profesión tiene que ver con la pasión", aseguró Luis. 

 

 

 

 Luis dejó un mensaje para todos aquellos que hayan pensado alguna vez en cambiar de profesión y destaca que en su generación "era más difícil romper el mandato familiar y dejar una carrera, pero creo que si uno tiene la convicción de algo y se la van a bancar, siempre hay que darle para adelante". 

 

 

Y sostiene: "Es una profesión sacrificada, que implica trabajo antes, durante y después de un evento, es una opción para apasionados por la cocina". 

 

 

 

Catering, organización de eventos, gastronomía gourmet, paletas heladas, opciones Sin Tacc y viandas diarias, son algunas de las opciones que ofrece "Bon Vivant", ubicado en la calle San Martín 1080 de Esquel. Además, lo encuentran en Instagram como @Bonvivant.esq

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error