RED43 opinion
02 de Julio de 2023
opinion |
El Horcón

Artesanos de Esquel: viejas demandas que necesitan nuevos compromisos

Los vecinos que se dedican a la elaboración de artesanías hace años solicitan un espacio físico para mostrar y comercializar sus productos. Hasta la fecha no hubo respuesta favorable a este reclamo que podría sumar a una identidad turística.

Escuchar esta nota

Quienes trabajan como artesanos, manualeros y pequeños productores tienen un importante papel en el establecimiento de la identidad local por su oferta única y por representar un sector que intenta desarrollarse desde la generación de sus propios ingresos invirtiendo, además de materia prima y otros imponderables, en creatividad e innovación. 

 

Mas allá de las ferias que el gobierno permite que se lleven a cabo y otras que directamente organiza y convoca a participar, prácticamente no existen opciones para mostrar la labor de artesanos y pequeños productores en nuestra ciudad. Un local para ello, es un viejo reclamo y una promesa que nunca se concretó. La opción es válida como valor agregado al destino para aquellos que nos visiten y también para el consumo local. 

 

En la elaboración de artesanías y productos locales, sus realizadores tienden a la innovación en diseño, técnicas, materiales y, en muchos casos, al uso de elementos de la zona. Todo ello conforma una identidad y aporta cualidades a los productos, lo cual incide directamente en su comercialización y propicia la adquisición de los mismos y, a la vez, garantiza ingresos genuinos a los fabricantes. 

 

La artesanía y la producción local es un puente más que puede unir a Esquel con el turismo. De ahí la necesidad de consolidar los procesos que permitan participar estas opciones en el mercado turístico; ese que se promete desarrollar desde todas las propuestas electorales para gobernar en Esquel a partir del 10 de diciembre y al que hizo referencia todo el que gobernó el municipio en algún momento y, a la fecha, no encuentra un rumbo propio. 

 

Sin dudas, es importante darle lugar a la necesidad de contar con un espacio permanente para visibilizar la producción artesanal y de pequeños productores locales; no solo por los beneficios para este sector sino, también, porque estaría enmarcado en el apoyo a emprendedores que tanto se promete empoderar. 

 

Es necesario dinamizar la economía y crean condiciones de bienestar para las familias desde el rol de un Estado que acompañe y no de aquel que, insuficientemente, emplea. 

 

Esta vieja demanda ¿la gestionará el próximo gobierno? Veremos, a partir de diciembre, qué trae la agenda del nuevo intendente.