RED43 opinion
27 de Agosto de 2023
opinion |
El Horcón

Día del Terapista Ocupacional, un festejo que convoca a la inclusión

El próximo 10 de septiembre se festeja el Día del Terapista Ocupacional una profesión que cada vez cobra mayor importancia para la recuperación y reinserción de pacientes en la sociedad.

Escuchar esta nota

El primer Congreso Argentino de Terapia Ocupacional, realizado en La Rioja en 1985 fue el hecho que dio lugar a que cada 10 de septiembre se festeje el Día del Terapista Ocupacional; profesión basada en diferentes habilidades y conocimientos para trabajar con personas que hayan sufrido algún cambio en su salud y por ello experimenten alguna limitación en su desempeño ocupacional.

 

La Terapia Ocupacional ha ido ganando un lugar relevante dentro del ámbito de la salud en aquellos casos donde se necesita mejorar, fomentar, mantener y promover el bienestar y el desempeño de la vida diaria de las personas que presentan alguna dificultad para llevar a cabo una actividad u ocupación, significativa para su bienestar y su autonomía.

 

La Organización Mundial de Terapia Ocupacional la define como “una disciplina de la salud centrada en el sujeto, comprometida con la promoción de la salud y el bienestar a través de la ocupación» (WFOT, 2011).

 

Los profesionales de esta área trabajan sobre sintomatologías que pueden limitar el quehacer de una persona, afectando su desempeño y su desarrollo ocupacional. Desde esta perspectiva, la terapia ocupacional observa las áreas motoras, sensoriales, cognitivas, conductuales y sociales y evalúa de qué manera intervienen en el desarrollo del individuo, y realiza programas con un plan de tratamiento para que la persona se desempeñe lo más autónoma e independiente posible. 

 

Más allá de festejar la fecha en cuestión y reconocer la labor de los profesionales que se desempeñan en este ámbito, es una oportunidad para, desde el Estado, poner en practica programas comunitarios que sirvan de toma de conciencia sobre discapacidad y ejecutar propuestas para generar cambios sociales que promuevan la independencia y la inclusión.
Faltan rampas en las veredas, instituciones y edificios; carteles de señalización para hipoacúsicos en las calles e instituciones; botones para personas con disminución visual (total o parcial) en paradas de colectivos y otras muchas acciones que son factibles de realizar.

 

La mejor forma de agasajar a quienes se dedican a la Terapia Ocupacional es darle a la fecha un verdadero contenido con el anuncio de programas estatales que pongan en valor la profesión y, a su vez, muestren acciones concretas de inclusión y fomento de la independencia ocupacional del paciente. 

 

Un buen diseño de un programa de salud no puede prescindir de este contenido.

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error