02 de Enero de 2017
economia |

No va más la devolución del 5% de IVA a las compras con tarjeta de débito

Desde ayer, no rige más la devolución de 5 de IVA en las compras con tarjeta de débito, un beneficio que estaba vigente desde 2001.

El beneficio estaba vigente hacía 15 años para un ticket de hasta 1000 pesos, pero no fue renovado. Se prorrogaba cada año y estaba contemplado en el Presupuesto 2017. Compensa el costo extra por la reforma de Ganancias. Impacta también en jubilados y beneficiarios de AUH.
Desde ayer, no rige más la devolución de 5 de IVA en las compras con tarjeta de débito, un beneficio que estaba vigente desde 2001.
El beneficio regía desde hace 15 años, con el objetivo de promover la bancarización, y alcanzaba a las compras de hasta 1000 pesos.
Ese reintegro del 5% de IVA implicaba, en la práctica, un descuento del 4,13% en el valor de la compra con tarjeta de débito.
“Se decidió no prorrogarlo. era provisorio desde hacía 15 años y, como sentido de promoción de la tarjeta de débito, era caro”, indicaron en el Gobierno.
A mitad de año, el Congreso votó la ley de devolución de hasta 15 puntos de IVA a jubilados y beneficiarios de planes sociales, como la AUH, siempre que compraran con tarjeta de débito, con un reintegro de hasta 300 pesos. Ese beneficio, sumado al reintegro general del 5%, hacía que, en la práctica, esas compras estuvieran totalmente eximidas del Impuesto al Valor Agregado.
En diciembre de 2015, el entonces ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, decidió prorrogar el beneficio por seis meses y adelantó que luego sería reemplazado por la ley para para jubilados y beneficiarios de planes sociales. En ese momento, anunció que se incorporaría el reintegro en las compras de hasta $ 1000 de combustibles. En junio, el Gobierno renovó la devolución de IVA para todas las transacciones con débito hasta fin de año.
La Ley de Presupuesto 2017 contempla la prórroga de este beneficio. El Gobierno calculó un costo fiscal de $ 7511,4 millones por la devolución del 5 por ciento.
El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, asumió con el objetivo de reducir el déficit fiscal incluso más allá del 4,2% del PBI pautado en el Presupuesto.
La modificación del impuesto a las Ganancias que votó el Congreso a fin de año representa un costo fiscal para la Nación y las provincias de $ 34.000 millones. La cifra es $ 7000 millones más abultada que los $ 27.000 millones presupuestados inicialmente. Equivale a lo que deja de percibir el fisco por compensar el 5% de IVA a las transacciones con tarjeta de débito. Según argumentó el Gobierno al discutirse la ley, el mayor costo fiscal de Ganancias iba a financiarse con la creación de nuevos impuestos al juego y la compra de dólar futuro.

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error