X

Comunicado de la Asamblea de equipos directivos: "Cómo volvemos y con qué nos encontramos"

En la mañana del martes 19 de noviembre, se realizó una conferencia de prensa por parte de la asamblea de equipos directivos de secundaria en la Escuela N° 735 del barrio Malvinas.

En la ocasión, se dio lectura a un documento formulado por los mismos directivos, en el cual, se hace referencia al "escenario de enorme adversidad" por el cual está atravesando el sector.

Mediante la voz de Corina Milán, se detalló lo siguiente:

 

"Somos directivas/os de las escuelas secundarias de Esquel y nos constituimos como asamblea para poder ayudarnos a tomar decisiones en un escenario de enorme adversidad.  Jamás habíamos vivido un conflicto tan grave y complejo como el que afecta al sistema educativo de la provincia de Chubut en estos tiempos. Hemos participado activamente de las múltiples acciones de lucha que se han realizado a lo largo de estos meses de conflicto,  porque somos trabajadores de la educación sufriendo incumplimientos legales y vulneración de derechos. Además, dado nuestro rol y función padecemos especialmente las complicaciones burocráticas, las presiones, la tensión social y los efectos de las desinteligencias y errores de los responsables políticos del sistema educativo.

Por eso, luego de habernos enterado de los descuentos masivos e ilegales que quitaron el 60% del sueldo al 90% de los/las docentes, que además no habían tenido en cuenta la información que habíamos enviado como directivos a cargo del personal de las escuelas, consideramos que ya no podíamos seguir exponiéndonos a los avasallamientos, al abuso de poder  y a la indignidad.  En asamblea determinamos que era necesario ejercer nuestro derecho constitucional a huelga plenamente para poner en evidencia la gravedad de la situación. Por eso, el día 8 de noviembre entregamos  a nuestros superiores las llaves  de los establecimientos que dirigimos.

Y en esa semana de huelga de directivos/as nos dedicamos a luchar de otro modo.  Nos reunimos en asamblea a diario, en varias ocasiones junto al equipo de supervisores, para pensar cómo aportar a la resolución de este conflicto. Elaboramos documentos y notas informando nuestras problemáticas y necesidades a las autoridades, analizamos normativas y acciones legales, planteamos propuestas y nos pusimos a disposición para ser parte de instancias de diálogo, negociación y mesas de trabajo.

Finalmente, el viernes 15 de noviembre retiramos las llaves de la Supervisión porque habíamos decidido dar fin a esa protesta extrema e inusual y teníamos previsto realizar una conferencia de prensa para comunicar nuestra decisión y sus consideraciones.  Pero dado que se habían generado novedades de último momento en la negociación entre sindicato y gobierno, nos pareció prudente posponer nuestras declaraciones públicas, por respeto al proceso de análisis, debate y toma de decisiones del colectivo docente que se reunía en asambleas escolares.

Hoy, martes 19 de noviembre, luego de las definiciones que se produjeron en relación con el conflicto y el inminente acuerdo entre los sindicatos docentes y el gobierno, reanudamos las actividades escolares, en la medida de las posibilidades y realidades de cada institución.

En este punto corresponde contarles cómo volvemos y con qué nos encontramosVolvemos a las escuelas con un conflicto terminado por “acuerdo” de partes, pero no porque se hayan resuelto los problemas que lo originaron.  A la fecha, no sabemos qué sucederá con el pago de los salarios: continúa el pago escalonado y las consecuentes retenciones de servicios; no sabemos cómo se pagará la deuda por los montos correspondientes a las cláusulas gatillo;  ni si se devolverán íntegramente los descuentos ilegales; no contamos con un plan de obra con plazos y presupuestos para solucionar los problemas edilicios de las escuelas (algunas no pueden funcionar por estos problemas) y tampoco  tenemos lineamientos oficiales para conducirnos en relación con el cierre del ciclo lectivo, o la inscripción a primer año, o la escuela de verano o los dispositivos que  los funcionarios anunciaron en los medios e incluyeron en el  acuerdo con el sindicato.

En esta semana ha quedado claro que nosotras/os somos quienes hacemos posible que funcionen las escuelas y también quienes sufrimos en primera línea las problemáticas irresueltas, las desinteligencias y permanentes cambios ministeriales, las campañas de hostigamiento y desprestigio que ciertos funcionarios y medios de comunicación han emprendido  contra los/las docentes.

Por eso, ha llegado la hora de hacer valer nuestra dignidad como trabajadoras de la educación, como educadoras/es comprometidas/os con nuestra tarea y con los tiempos que vive nuestra comunidad.  Exigimos respuestas a las autoridades que deben estar a la altura de las investiduras y de las circunstancias y  que nos traten con RESPETO, porque no puede concebirse nuestra posición de gestión educativa sin esa condición indispensable. Deseamos que los vínculos sociales y humanos se sostengan y fortalezcan, para que nuestra comunidad no se vuelva vulnerable a las peores conquistas y arrebatos, esas que quieren imponernos desde hace tiempo.

El conflicto profundo y complejo que afecta a la educación pública está muy lejos de haber sido resuelto, está abierto y latente. Seguiremos luchando de distintas maneras, con la firme de convicción de buscar soluciones adecuadas y urgentes.  Y en esa empresa debería involucrarse toda la comunidad. La educación es tan importante como nuestros/as hijos/as y nuestros mejores sueños.  Ojalá seamos capaces de defenderla entre todos/as juntos/as".

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
TAGS
COMENTARIOS

Comunicado de la Asamblea de equipos directivos: "Cómo volvemos y con qué nos encontramos"

Logín