sociedad |

Romano: "La megaminería estará sobre nuestras cabezas mientras haya hambre y no trabajo"

El concejal criticó una vez más el desempeño de la política y remarcó que no ha estado a la altura de las circunstancias para resolver los problemas reales. 

La décimo quinta sesión ordinaria del Concejo Deliberante, última del calendario anual, tuvo momentos muy importantes. Uno de ellos fue la presencia de los vecinos autoconvocados por el "No a la Mina", que pidieron al HCD rechazar la conformación de la Cámara de Proveedores Mineros y, entre otras cosas, pusieron sobre la mesa algo que señala el proyecto de la carta orgánica de la ciudad. El concejal Flavio Romano se mostró muy molesto luego de que Crhistian Pasquini contara que la carta orgánica fue rechazada en 2006 por la Legislatura.

 

Romano alegó que eso no se informó y fue duro con el rol que están jugando los diferentes actores políticos. "A mí me parece hasta ofensivo que nos estemos enterando ahora que nuestra carta orgánica fue rechazada y tenemos que pensar en otra cosa. Estuvimos perdiendo el tiempo discutiendo cuestiones que estaban resueltas", enfatizó, muy molesto, el concejal del Frente Vecinal. "La política nos tiene en un misterio que evidencia que quienes están manejando las cosas no le dicen a la gente lo que están votando. Votaron cosas, no nos informan y dejan al pueblo hablando en una incertidumbre", agregó.

 

"No evitamos la desconfianza que el pueblo va teniendo de sus políticos porque si se maneja todo en un misterio, ¿qué certeza tenemos de que lo que se resuelva va a tener una conclusión certera'. ¿Qué prueba tenemos de que una iniciativa popular va a ser tratada como se debe? No la tenemos, tenemos la prueba de que fue traicionada", consideró

 

Posteriormente, el edil se refirió a las bancas del vecino que tuvo la sesión: la mencionada del "No a la Mina" y otra de la UOCRA, solicitando regular la contratación de mano de obra local. "Acá escuchamos dos bancas del vecino que nos marcan cuestiones cruciales: la falta de empleo que no hemos resuelto y no avanzamos más que en poder garantizar que aquel que quiere vender empanadas para subsistir no esté cometiendo un delito. Eso lo hemos hecho porque tenemos una ordenanza, pero no hemos sabido resolver las cuestiones", subrayó. 

 

En cuanto a la megaminería, Romano hizo hincapié en que si no se solucionan cuestiones de fondo volverá aparecer en agenda: "Mientras acá haya hambre y no haya trabajo la minería va a ser una espada de Damocles sobre nuestras cabezas, lo sabemos todos". "La solución no es la fácil de dejar que una megaempresa extraiga todo el oro que tenemos en la montaña para tener las consecuencias que conocemos. Pan para hoy y hambre para mañana", prosiguió.

 

"Como he dicho muchas veces no estamos a la altura de las circunstancias y no estamos viendo el mundo que está viniendo. Seguimos ocupando tierra fértil para construir viviendas porque la tenemos más a mano y esa tierra la vamos a necesitar en 40 años para sembrar porque los alimentos no van a venir más de otro lado. Tenemos que ver la forma de resolver nuestra soberanía alimentaria localmente. Los barrios hay que construirlos donde corresponde. Si el Ejército tiene lugares que corresponden hay que tramitar que cedan esa tierra y no usar un valle fértil, porque eso es tierra que va a dar alimento". 

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error
sociedad |
policiales |
sociedad |