RED43 opinion El Horcón
27 de Marzo de 2019
opinion |
El Horcón

El Horcón: El Trueque, la cara de un país empobrecido

No te pierdas una nueva entrega de la columna de opinión 

A los pocos meses de comenzar el gobierno de Macri y el de Ongarato, en Esquel, se instaló una vieja forma de intercambio de mercancías que  se utiliza cuando los recursos son escasos y los vecinos acuden a alternativas que le permitan aliviar -muy poco- la difícil situación que atraviesan.

 

Nos referimos al trueque. La iniciativa, que también se utiliza en otras ciudades del país, .comenzó en el barrio Don Bosco y ahora se extiende al Ceferino.

 

Lejos de ser una iniciativa circunstancial, llegó y se quedó, al punto que en el Don Bosco se comenta que con un día no alcanza y no dudamos que se extienda a otros barrios, más allá del Ceferino.  

 

Este forma de paliar las necesidades, si bien es válida y honesta, no deja de reflejar el fracaso del estado,  incapaz de crear las condiciones básicas para que se genere trabajo genuino y con ello se satisfagan las carencias de los vecinos y las familias.

 

El deterioro del nivel de vida de millones de argentinos, no es ajeno a los vecinos de nuestro municipio. 

 

El trueque, si bien es una alternativa en momentos de crisis, para nada es una solución a las necesidades de los vecinos.

 

Estamos en campaña, hay que ver que proponen los candidatos para que el trabajo digno sea la alternativa real y válida para que las familias puedan satisfacer sus necesidades; sobre todo la de alimentos que es la de mayor demanda en los trueques.

 

Argentina se está dando el lujo de –mal gobernada- tener a millones de ciudadanos sin saber qué hacer para comer. El país tiene los recursos para que no falten alimentos en la mesa de cada familia. La política tiene el poder y, si recupera su honorabilidad, de generar los medios necesarios para que, mediante trabajo digno y apoyo a la producción de alimentos, las familias decidan qué comer, cómo comer y qué es lo sano y adecuado para cada uno de sus miembros.

 

Con el Trueque se come lo que se puede. El estado debe avergonzarse porque, lejos de desaparecer, se incremente. 

 

Por ahora, del tema, se habla poco en las campañas que están en marcha. Aunque, no deja dudas, es la muestra palpable de Argentina empobrecida.

 

 

CHISTE DE YAPA

 

Iba un viejito por el bosque cuando escuchó a sus pies una débil voz. Se agachó y descubrió que quien le hablaba era una ranita:
- Soy una princesa hermosa, erótica y sensual, diestra en todos los placeres de la carne y el amor. La reina mala, envidiosa de mis encantos, me convirtió en rana, pero sí me das un beso, volveré a ser quien era y te daré todos los goces y deleites que mi voluptuoso temperamento y mi ardiente concupiscencia pueden producir.
El viejito levanta la rana y se la echa en el bolsillo. Asoma la cabeza la ranita y le pregunta muy desconcertada:
- ¿Qué? ¿No me vas a besar?
- ¡Noooo! -respondió el viejecito. - A mi edad es más divertido tener una rana que habla… ¡que una maniática sexual!. 

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error