29 de Diciembre de 2020
deportes |

Se suspendió la carrera de ciclismo Infantil

Diferencias entre la junta vecinal y los organizadores desembocaron en esta decisión

La competencia de ciclismo infantil que estaba programada para este domingo en el barrio 28 de junio fue suspendida anoche, según lo informó Ariel Montesino, uno de los organizadores de esta prueba.

 

Tras una discusión que mantuvo Montesino con un integrante de la junta vecinal del barrio 28 de junio, por la manera como se fue diagramando esta competencia, es que el mismo Montesino decidió junto con su compañera Moira Melín no organizar dicha competencia que estaba programada para este domingo a partir de las 18 horas donde debían participar pequeños corredores entre 5 y 10 años.

 

Según se pudo averiguar la molestia por parte de la junta vecinal tuvo que ver que no fue participe en la organización de esta prueba y adujeron además que al ser una competencia de inscripción gratuita no iban a estar asegurado los competidores.

 

Por otra parte, el mismo Montesino remarcó que ayer por mañana se acercó hasta la Secretaría de Deportes para hacer algún tipo de gestión, positiva por cierto, donde había obtenido las medallas para todos los participantes y los trofeos para los tres primeros en cada una de las categorías (ver fotos).

 

Paralelamente a este tema, tras haberse conocido los 50 casos de personas contagiadas por COVID 19, tal vez hubiese sido el motivo lógico y valedero para la suspensión de la misma, para resguardo de los pequeños competidores y sus familias. Pero el motivo no fue este, aunque era una excusa por demás valedera para dicha suspensión.

 

Hay que tener en cuenta que Ariel Montesino y su esposa, son de los pocos líderes barriales que, sin retribución alguna, contienen a un número importante de pequeños jugadores para la práctica del fútbol de manera recreativa.

 

Tras la discusión, bastante áspera por cierto, los únicos perjudicados son los chicos y en este tiempos de Nochebuena, Navidad, Año Nuevo y Reyes, es un muy lindo momento para recapacitar, sentarse nuevamente, pedir disculpas y tanto desde la Junta Vecinal como de la familia Montesino será momento de limar asperezas, dejar de lados las diferencias y ponerse a trabajar solo en favor de los chicos, quienes al fin y al cabo deberían ser los únicos beneficiados.

 

De no ser así, es factible que Montesino se canse (como cualquier hijo de vecino) en dedicarles horas (y seguramente plata) en favor del piberío del barrio y será difícil encontrar a otra persona que quiera dedicarle a los chicos del barrio, como lo hacer Ariel y como lo hacen otros pocos líderes barriales, que dicho sea de paso, son cada vez menos y en proceso de extinción.

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error