26 de Agosto de 2021
deportes |

“Nada de todo lo que podamos hacer, servirá para agradecerte lo mucho que hiciste por este pueblo”.

Eulalio “Coco” Muñoz llegó a Gualjaina y una mujer le dijo está conmovedora frase

(Por Carlos “el Chavo” Ortiz, enviado a Gualjaina). Se terminó un ciclo olímpico. Y ahora empieza otro. Como periodista tenía la necesidad de estar presente, de ser testigo, de conmoverme por lo que hizo y por lo que hará.

 

Eulalio “Coco” Muñoz estará hasta el día de hoy (si la nieve permite su regreso) en su pueblo, en el que pueblo que lo vio nacer y que le brindó un tributo excepcional para un gran deportista de humilde corazón.

 

 

“Coco” Muñoz fue recibido ayer por una gran cantidad de vecinos quienes orgullosamente le mostraron su cariño, su respeto y su agradecimiento por dejar este pueblo bien en alto.

 

Eulalio “Coco” Muñoz, quien se formó deportivamente en Esquel a través de la escuela Awkache, es el deportista por excelencia, es que hizo colocar la palabra Gualjaina en boca de todos, en el país y en el mundo.

 

Y eso no tiene precio. Y se lo hicieron saber.

 

 

Con solo 26 años se ganó el respeto, la admiración y el cariño de todo un pueblo que lo vio nacer, que fue testigo de sus travesuras y que fue capaz que aprender, de manera acelerada, lo que es un maratón. Porque ahora todos en Gualjaina saben lo que es un maratón.

 

En una jornada a pleno sol, pero con mucho viento, la gente se agolpó cerca de las 15 horas en la plazoleta que tiene su nombre.

 

Una plazoleta que ya tiene su nombre, que tiene los anillos olímpicos y que tiene un cartel gigante con su imagen.

 

 

Apenas uno cruza el puente se da cuenta que entra a un pueblo lleno de magia, de mística, de compromiso y de trabajo.

 

Entra a un pueblo que está sumamente agradecido porque su nombre salió en los grandes medios del mundo. Es que la palabra Gualjaina, para muchos de difícil pronunciación, es palabra corriente.

 

Cerca de las 15.30 horas llegaron al lugar “Coco” Muñoz, su pareja Ariela y el “Corcho” Colinecul. También llegó a Gualjaina Franco Peláez, quien sigue sumando minutos de filmación para una película que ya todos queremos ver.

 

Y cada momento fue muy emotivo. Miles de fotos con el gran campeón del pueblo, autógrafos y llantos. Sonrisas y abrazos.

 

 

Y hubo cierta formalidad en lo sucedido. Albino Muñoz, hermano de “Coco” se encargó del tema del sonido. Rodrigo Espinosa tomó el micrófono y arengó al pueblo de la misma manera que lo haría acá en Esquel José Medina.

 

La bandera de ceremonia, la llegada de los chicos de la escuela, el Himno argentino, un discurso lleno de emotividad por parte de “Coco” y la frase que conmovió a todos.

 

 

Una señora tomó el micrófono y le dijo “nada de todo lo que podamos hacer nosotros servirá para agradecerte lo mucho que hiciste por este pueblo”.

 

No hubo nada más que agregar, solo subirse a la camioneta y recorrer todo el pueblo, junto con decenas y decenas de vehículos que acompañaron a “Coquito” Muñoz, al olímpico del pueblo.

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error