RED43 destacados
13 de Noviembre de 2022
destacados |

Tragedia aérea: seis muertos en el choque de aviones de la Segunda Guerra Mundial durante un show

Las autoridades todavía trabajan para identificar a las víctimas que estaban a bordo del bombardero B-17 Flying Fortress y el avión de combate P-63 Kingcobra

Seis personas murieron después de que dos aviones militares históricos chocaran y se estrellaran contra el suelo el último sábado por la tarde durante un espectáculo aéreo en Dallas, según confirmaron este domingo las autoridades locales.

 

 

 

“Según nuestro médico forense del condado de Dallas, hay un total de seis víctimas mortales del incidente del espectáculo aéreo de Wings over Dallas de ayer”, tuiteó el juez del condado de Dallas, Clay Jenkins. Dijo que las autoridades siguen trabajando para identificar a las víctimas.

 

 

Los equipos de emergencia acudieron al lugar del accidente en el Aeropuerto Ejecutivo de Dallas, a unos 16 kilómetros del centro de la ciudad. Las imágenes del lugar de los hechos mostraban los restos destrozados de los aviones en una zona de hierba dentro del perímetro del aeropuerto. Los bomberos de Dallas dijeron a The Dallas Morning News que no se había informado de ningún herido entre las personas que se encontraban en tierra.

 

 

Anthony Montoya vio la colisión de los dos aviones. “Me quedé allí parado. Estaba completamente conmocionado e incrédulo”, dijo Montoya, de 27 años, que asistió al espectáculo aéreo con un amigo. “Todo el mundo rompía a llorar. Todo el mundo estaba en shock”.

 

 

En un principio, las autoridades no especificaron cuántas personas había dentro de cada avión, pero Hank Coates, presidente de la empresa que organizó el espectáculo aéreo, reveló ayer que el bombardero B-17 Flying Fortress suele tener una tripulación de cuatro a cinco personas, y el otro, el avión de combate P-63 Kingcobra, tiene un solo piloto. Datos que ahora se confirman con el parte oficial forense.

 

 

Los aviones chocaron y se estrellaron alrededor de la 1:20 p.m., dijo la Administración Federal de Aviación en un comunicado. La colisión se produjo durante el espectáculo de la Fuerza Aérea Conmemorativa Wings Over Dallas.

 

 

Victoria Yeager, la viuda del famoso piloto de pruebas de la Fuerza Aérea Chuck Yeager y ella misma piloto, también estaba en el espectáculo. No vio la colisión, pero sí los restos en llamas. “Estaba pulverizado”, dijo Yeager, de 64 años, que vive en Fort Worth. “Sólo esperábamos que todos hubieran salido, pero sabíamos que no”, dijo sobre los que iban a bordo.

 

 

El B-17, piedra angular del poderío aéreo estadounidense durante la Segunda Guerra Mundial, es un inmenso bombardero cuatrimotor utilizado en incursiones diurnas contra Alemania. El Kingcobra, un avión de combate estadounidense, fue utilizado principalmente por las fuerzas soviéticas durante la guerra. La mayoría de los B-17 fueron desechados al final de la Segunda Guerra Mundial y hoy en día sólo quedan unos pocos, que se exhiben principalmente en museos y exposiciones aéreas, según Boeing.

 

 

Varios vídeos publicados en las redes sociales mostraban cómo el avión de combate parecía chocar con el bombardero, haciendo que se estrellara rápidamente contra el suelo y provocando una gran bola de fuego y humo.

 

 

“Fue realmente horrible de ver”, dijo Aubrey Anne Young, de 37 años, de Leander. Texas, que vio el accidente. Sus hijos estaban dentro del hangar con su padre cuando ocurrió. “Todavía estoy tratando de darle sentido”.

 

 

En un video que Young subió a su página de Facebook se puede escuchar a una mujer junto a Young llorando y gritando desgarradoramente.

 

 

La seguridad en los espectáculos aéreos -sobre todo con los aviones militares más antiguos- ha sido una preocupación durante años. En 2011, 11 personas murieron en Reno, Nevada, cuando un P-51 Mustang se estrelló contra los espectadores. En 2019, un bombardero se estrelló en Hartford (Connecticut), matando a siete personas. La NTSB dijo entonces que había investigado 21 accidentes desde 1982 que involucraban bombarderos de la era de la Segunda Guerra Mundial, con el resultado de 23 muertes.

 

 

Wings Over Dallas se autodenomina “el principal espectáculo aéreo de la Segunda Guerra Mundial en Estados Unidos”, según el sitio web que anuncia el evento. El espectáculo estaba programado del 11 al 13 de noviembre, fin de semana del Día de los Veteranos, y los invitados iban a ver más de 40 aviones de la época de la Segunda Guerra Mundial. Su programa de demostraciones de vuelo del sábado por la tarde incluía el “desfile de bombarderos” y “escoltas de cazas” que incluían el B-17 y el P-63.

 

 

Arthur Alan Wolk es un abogado de aviación de Filadelfia que voló en espectáculos aéreos durante 12 años. Tras ver el vídeo del espectáculo aéreo y escuchar las maniobras descritas como “desfile de bombarderos”, Wolk dijo el domingo a AP que el piloto del P-63 violó la regla básica del vuelo en formación.

 

“Fue de panzazo al líder”, dijo Wolk. “Eso le impide calibrar la distancia y la posición. El riesgo de colisión es muy alto cuando no puedes ver con quién se supone que estás en formación y ese tipo de unión no está permitido.”

 

 

Y añadió: “No estoy culpando a nadie y, en la medida de lo posible, los espectáculos aéreos, los pilotos y las aeronaves que vuelan en ellos están a salvo. Los espectáculos aéreos son uno de los mayores eventos para espectadores en Estados Unidos y es raro que ocurra una tragedia como ésta.”

 

Wolk dijo que se necesita una gran formación y disciplina para volar en un espectáculo aéreo. Se desconocen las calificaciones del piloto del P-63 para los espectáculos aéreos.

 

 

La FAA también ha iniciado una investigación, según las autoridades.

 

 

Mientras hay una investigación en curso para tratar de establecer qué pasó, se conocieron también las primeras fotos y videos de cómo quedaron el Boeing B-17 Flying Fortress y el Bell P-63E Kingcobra ya estrellados.

 

 

 

 

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error