deportes |

Los deportistas de Esquel no son profetas en su tierra

Hay referentes deportivos que son más reconocidos afuera que en nuestra ciudad

Pasa en todos lados, pero en verdad en Esquel (como somos pocos y nos conocemos) se nota aún más.

 

El deporte le ha dado a Esquel una etiqueta que se nota en cada lugar del mundo. Y salvo la sociedad que los respeta y los tiene como ídolos, no cuentan con el apoyo que consideramos deberían tener.

 

Claro que siempre lo de afuera es mejor. O al menos eso es lo que se dice, pero si uno se pone a observar detenidamente hacia adentro, se sorprenderá y mucho de lo muy valioso que son los nuestros.

 

Un caso emblemático de como la ciudad expulsa a los grandes referentes, es Germán “Loli” Roberts. No entra en la cabeza como no está trabajando y desarrollando todos sus conocimientos en Esquel.

 

 

Y eso que aquí se lo nominó como ciudadano ilustre, un cargo merecido, pero cómico a la vez. El Calafate, Bariloche, Corcovado, los lugares donde “Loli” Roberts se sintió muy cómodo y feliz, pero él sigue hablando de Esquel. Cuando acá en Esquel, muchos miran para otro lado.

 

Claro que para la foto, estamos todos.

 

Sergio Nuñez, es el jefe comunal de Carrenleufú. Debe ser una persona inteligente, pero tampoco es que descubrió el agujero del mate. Se dio cuenta que a pocos kilómetros tenía un potencial enorme. Carrenleufú es una localidad bellísima y “Loli” Roberts es la persona que todos conocen en el mundo del deporte aventura.

 

Había que juntarlos, nada más.

 

Un simple llamado telefónico y ponerse de acuerdo en organizar una competencia deportiva, donde este domingo será la primera edición, pero si en el medio está “Loli” Roberts y sin dejar de lado a Alejandra De Bernardi, habrá muchas ediciones, pero en Carrenleufú.

 

Lo de Joaquín Arbe es otro caso emblemático. Justamente cuando recibió un reconocimiento del Concejo Deliberante, Adolfo “Fito” Alarcón y Víctor Álvarez pidieron un salvavidas para Joaquín. No es que hayan pedido que lo pongan en un rango de ministro o secretario. Era tratar de que tenga aportes jubilatorios y una obra social.

 

Es cierto que Joaquín tiene dos piernas y sobre todo dos manos. Puede trabajar solo, sus hijos y Alejandra son sus motores.

 

El petizo no se va a quedar quieto, pero mientras pasan elefantes por nuestras espaldas, Joaquín tiene que tratar de que no se les caiga ningún sponsor y jugar su físico en el Medio Maratón al Paraíso (cuyo ganador se lleva 20.000 pesos) y a la semana siguiente estar en la Corrida de Crónica, donde también se aseguraría unos buenos morlacos.

 

 

Al igual que Sergio Nuñez con “Loli” Roberts, apareció en su momento, Liliana Quinteros (coordinadora de deporte de Tecka), que tampoco descubrió el agujero del mate.

 

Tener a Joaquín Arbe en el armado de una escuela municipal de atletismo debe ser el sueño de todos los intendentes de las localidades pequeñas.

 

En un rato se arregló todo. Joaquín firmó un contrato por tres meses, hasta diciembre del año pasado, para estar una vez por semana.

 

No vamos a develar el monto del contrato, porque no viene al caso, pero fue mucho más que una beca local. Todo suma y para Tecka fueron meses especiales y para la economía de Joaquín también.

 

Es increíble que no se observe bien, detenidamente bien, el esfuerzo de Cristian “Toti” Sosa y su familia para darle categoría a cada una de las pruebas.

 

Con esfuerzo propio obtuvo un programa computarizado para tomas de tiempo. Compró con plata de su bolsillo los diferentes chips (que baratos no son) que se utilizan en cada una de las carreras.

 

 

No es la primera vez que, en su facebook, casi al instante podemos observar los tiempos de cada una de las categorías en las competencias en las cuales lo convocan y pudo, con la experiencia adquirida, realizar tomas de tiempos en competencias combinadas.

 

Nos acordamos “patente”, de los inconvenientes en el último Tetratlón del Club Andino Esquel y la insistencia para tener, al menos, los diez mejores registros para llegar a casa y escribir algo con cierto sentido.

 

No eran de acá. “Toti” y su familia lo hubiesen hecho mejor. O al menos la plata hubiese quedado en Esquel.

 

 

Igual “Toti” Sosa con Jorge Leyton son dos Quijotes que le hacen frente a cualquier obstáculo. La Esquel 360 Bike Fest se encarama a ser una de las carreras más importantes en la región.

 

Por falta de apoyo no pudo ser fecha del Campeonato Argentino de Mountain Bike, que bien ganado se lo tenía.

 

Solo en dinero en efectivo, entregarán más de 730 mil pesos. A eso habrá que sumarle los puestos de hidratación, las remeras, las casacas para los ganadores, las medallas, los trofeos y todos estos gastos, que se llaman “varios” y que termina siendo un dolor de cabeza a más de uno.

 

Una carrera que ampliamente supera el millón de pesos. Menos mal que el municipio lo puso en categoría 3 y recibirá 135 mil pesos equivalente a mil módulos. Menos mal.

 

Hablando de módulos, el mismo monto recibirá Carlos “Cachano” Barría con su Medio Maratón que se correrá el sábado 12 de febrero, que dicho sea de paso debemos señalar que se completaron los cupos para los 10Km y quedan pocos lugres para los 21km.

 

Claro que “Cachano” hizo el famoso “compre local”. Lo contrató a “Toti” Sosa para la toma de tiempos.

 

 

Por falta de apoyo se perdió el Pioneros Race y el esfuerzo de Pablo Nahuelquir (hasta que se canse) mantiene a su “Desafío Capri” como una de las carreras de montaña más queridas por todos.

 

Igual la pregunta queda flotando en el aire. ¿Cuándo desembarquen por Esquel las grandes carreras, el municipio le entregará solo los 135 mil pesos por estar en la categoría más alta o habrá un canon que nunca nos enteraremos?

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error