15 de Diciembre de 2020
opinion |
El Horcón

El Horcón: La oportunidad de expandir los negocios

Nueva columna de opinión: el comercio electrónico.

Uno de los rubros que tuvo crecimiento en este 2020, sin dudas por las condiciones no planificadas de aislamiento, fue el comercio electrónico.

 

Para muchos clientes esta posibilidad fue un descubrimiento impuesto por las circunstancias. Lo cierto es que, terminando el año, esta modalidad -nada nueva pero controvertida- ha ido afianzándose y -aunque siguen apareciendo experiencias negativas- la tendencia es cada vez cuidar más al cliente, generar confianza y asumir que llegó para quedarse.

 

Vemos como en nuestra ciudad muchos negocios tradicionales, han incorporado la tienda on line con estímulos especiales para quienes usen este "mostrador de ventas" que tiene otra dinámica, otro marketing y una forma diferente de darse a conocer al público. Todo ello trae consigo nuevos aprendizajes para aquellos que toda su vida se dedicaron al comercio y que internet y su masividad los pone de cara a la decisión de asumir esta forma de comercializar sus productos.

 

La modalidad on line y la off line van a convivir sin excluirse una a otra como parte del objetivo supremo de maximizar las ganancias de las empresas, como lo han hecho muchas Pymes de nuestra localidad.

 

Los dos canales de venta demandan la atención de empleados diferentes o el acomodo de tareas de los que ya forman parte del negocio ¿será una vía de ampliación de empleo?; ya lo es para aquellos que han visto crecer las ventas.

 

Lo cierto es que ambas modalidades se complementan. Con el comercio electrónico, luego de establecidos los canales de distribución, las empresas tienen la posibilidad de expandirse tanto en territorio nacional como internacional. También esto lleva a un cuidado mayor del producto a ofrecer y con ello la apuesta por la innovación y la calidad.

 

Visibilizar la oferta, que propicia el alcance de Internet, derriba barreras geográficas; la inserción en el comercio electrónico posibilita una expansión que antes costaba mucho más esfuerzo e inversión.

 

El lugar físico, si bien tiene su dinámica de venta, pasa a ser un referente que acompaña las ventas por Internet que demandan seriedad, confianza y celeridad entre otros factores requeridos por los clientes entre los que se destacan más información sobre los productos, comparación de precios y la posibilidad descuentos a lo largo del año.

 

Es cierto que al dar el paso al comercio electrónico se entra en un mundo de mayor competencia, pero también es notable como la decisión de no ser parte va acortando la posibilidad de ventas a aquellos que, tal vez, aun conserven la ventaja de la fidelidad al negocio como sucede en ciudades como la nuestra o que todavía les sea suficiente los dividendos que propician los que prefieren ver el producto y desconfían del pago en línea. Ambas posibilidades, validas y que seguirán en el tiempo se convierten en una opción más que se va achicando ante la oferta virtual.

 

En nuestra localidad ya se está optando por la posibilidad de recibir los productos, hasta de los negocios conocidos, en la comodidad de la casa. La tienda virtual ha aparecido con sus propias ofertas y estrategias para lograr fidelización.

 

La posibilidad del comercio electrónico, con suficiente fuerza para quedarse, es menester que se tome en cuenta por el Estado que tiene el deber de generar las condiciones para que haya trabajo. Quienes están con cargos jerárquicos vinculados al Ministerio de Producción, necesitan capacitarse y capacitar a los emprendedores con miras a que los negocios funcionen, no cierran sus puertas antes de los tres años de abierto -promedio que duran muchas nuevas iniciativas- y a valorar las nuevas condiciones que -como esta- pueden demandar nuevos empleos o reciclar a los existentes.

 

También las Cámaras de Comercio tienen en este rubro trabajo por hacer, acompañando a sus asociados con miras a reforzar mediante capacitaciones y condiciones de adaptabilidad, para no quedar a la zaga de las nuevas condiciones del mercado.

 

Estado, Cámaras, Entes y emprendedores pueden aprovechar la oportunidad de una modalidad como la que hemos citado y revertirla en trabajo y expansión para los negocios que están o que se estén incubando.

 

 

CHISTECITO DE YAPA

 

Estaban formados los soldados y el General pregunta:

 

-Soldado Anacleto, ¿Para usted que es la Patria?

 

-Para mí la patria es como si fuera mi madre, General

 

-Muy bien muchacho, muy bien.

 

-Soldado Tiburcio ¿Y para usted que es la Patria?

 

El soldado Tiburcio se queda pensando y le dice:

 

-Para mí es como si fuera mi tía, General

 

-¿Y por qué?

 

-Porque el soldado Anacleto es mi primo, General…

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error