RED43 opinion
01 de Mayo de 2022
opinion |
Lelia Castro

Jorge Oriola y Ana Denis: Una historia de amor, aventura y trabajo, que ya cumplió 50 años

Jorge Oriola y Ana Mabel Denis son reconocidos docentes en Esquel, y en esta oportunidad compartieron su historia de amor que inició en una escuela hace 50 años. 

Jorge Oriola, el reconocido profesor e historiador de Esquel, compartió a Red 43 la historia de amor junto a su compañera de vida también apasionada por la docencia, Ana Mabel Denis, a 50 años desde el primer sí. 

 

Oriola nos recibió en su casa, rodeado de libros y recuerdos, allí relató que dejó su Rosario natal en 1968, cuando su familia decidió mudarse a Buenos Aires. 

 

Fue en una escuela donde hace 50 años conoció a quien hoy es su mujer, Ana Mabel, "al poco tiempo de conocernos nos escapamos y después de hacer el Servicio Militar nos casamos y vinimos a la Patagonia", expresó Oriola. 

 

Asimismo, recordó que siendo los dos docentes, llegaron en 1978 a una escuela rural de Neuquén, "ahí aprendimos mucho más de lo que enseñamos". 

 

Luego de varios años y por decisiones personales, decidieron cambiar de lugar y trasladarse a Chubut, "donde trabajamos en Gualjaina, posteriormente en Paso del Sapo y luego en Tecka", recuerda el Profesor que marcó la enseñanza de varias generaciones en la provincia.

 

En tanto, Oriola sostuvo que mientras llevaba adelante la tarea como docente, finalizó la carrera de Profesorado en Historia,  para ese momento, junto a Ana  ya tenían tres hijos y fue entonces, cuando decidieron llegar a vivir a Esquel, "donde finalmente nos quedamos". 

 

Por su parte, Ana Mabel Denis, recordó que durante los arduos años de trabajo, "siempre tuvimos ayuda para cuidar a nuestros chicos porque los dos trabajábamos mañana y tarde". 

 

Y explica que ella era quien se encargaba de dejar "la comida, la ropa, la tarea, todo listo y me iba a trabajar a Trevelin y luego volvía a trabajar a Esquel".

 

"Siempre quise ser maestra, desde muy chica y trabajé mucho porque soy una apasionada de la docencia", destacó Ana. 

 

Al ser consultada por los 50 años desde el inicio del noviazgo, Ana expresa que "pareciera que fue ayer nada más" y destacó que  "no es algo que se aguanta, se vive cada día y cada día es una aventura". 

 

Y agregó que: "Se vive cada día, incluso con crisis, pero no perdimos nunca la esencia ni el proyecto original, de formar una familia, mimarnos, y también criticarnos". 

 

Jorge y Ana, comentan además, que cada día tienen la costumbre de tomar mates juntos en la mañana para planificar la jornada, en ese momento, explica Ana, "seguimos enamorándonos uno al otro". 

 

"Siempre discutimos lo mismo, quién fue el primero que le dijo al otro: ¿Me querés acompañar?", manifiesta Ana. 

 

Por último, la pareja concluye en conjunto que pasaron momentos muy tristes, "pero acá estamos, juntos".

 

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error