RED43 economia
18 de Agosto de 2022
economia |

Gas, luz y agua: Claves para entender los aumentos de tarifas y la quita de subsidios

Cómo se aplicará el aumento en la factura de cada servicio público para usuarios residenciales, comercios y consorcios. Que pasará con el registro para pedir los subsidios y con aquellos que no se inscribieron

Para la correcta interpretación de las numerosas medidas que tomó el Gobierno en las últimas horas sobre la suba de tarifas y la quita progresiva, para algunos sectores, de los subsidios en las boletas de la energía eléctrica, el gas y el agua de red conviene recordar que para todos los servicios el Gobierno fijó tres grupos de consumidores:

 

 

Nivel 1: los de mayores ingresos (por encima de $364.758,80 por hogar) o los que no se inscribieron en el registro para mantener los subsidios. Este grupo dejará de recibir subsidios en forma gradual y está integrado por unos 400.000 que se anotaron en el formulario y otros casi 4 millones que no se inscribieron.

 

Nivel 2: los usuarios de ingresos medios, que mantienen los subsidios pero con un tope de consumo (variable según la zona). Son unos 3,4 millones de usuarios (38%) de los 9 millones que se inscribieron en el formulario.

 

Nivel 3: los usuarios de menores ingresos o beneficiarios de tarifa social, que no tendrán incrementos en sus facturas. Son 5 millones de usuarios (56,7% de los inscriptos).

 

 

 

1 - ¿Cuánto aumentará en promedio la factura de luz?

 

Las subas promedio de energía eléctrica para el segmento más alto serán de 56% (para un cliente de Edesur que consume 300 kWh por mes y es del nivel 1). En ese caso, la factura pasará de $1.467 mensuales a $2.285 mensuales.

 

Otros ejemplos para el mismo consumo promedio:

 

- Edenor: pasará de $1.876 (con impuestos) a $3.376, un incremento del 80%

 

- Corrientes: de $4.299 a $5.986, un incremento de 39,2%

 

- Tucumán: de $5.099 a $6.734, una suba de 32%

 

Los usuarios de ingresos medios (Nivel 2), en tanto, mantienen los subsidios y tendrán aumentos solo si superan los topes de consumo. En ese caso, el límite es 400 kWh por hogar y se extiende a 550 kWh hora en el caso de las localidades que no cuenten con gas natural por redes. Los usuarios de menores ingresos (Nivel 3) no tendrán aumentos.

 

Los porcentajes de aumento aquí mencionados fueron detallados por el gobierno según ejemplos de consumo promedio, a partir del nuevo esquema de división de consumidores ya detallado.

 

 

 

2 - ¿Cuánto aumentará en promedio la factura de gas?

 

Los usuarios de gas de más ingresos, que dejarán de recibir subsidios, tendrán un incremento del 88% para enero de 2023. Por su parte, aquellos usuarios de ingresos medios mantendrán la tarifa subsidiada pero con un tope de consumo y deberán pagar por el consumo excedente. Para un consumo medio, la factura sin subsidios pasará de $1.650 a $3.105. Los aumentos serán graduales en septiembre y noviembre de 2022 y en enero de 2023.

 

El tope será el 70% del consumo promedio de cada región. Por ejemplo, para la ciudad de Buenos Aires y una zona del GBA donde opera la empresa Metrogas, el tope será de 403 metros cúbicos anuales para los usuarios R2-1.

 

La secretaría de Energía está trabajando en el armado de una grilla con topes mensuales para cada tipo de usuario. En este caso, solo los usuarios que superen el tope mensual tendrán una suba. La estimación oficial para un consumo promedio que supere el tope es que la factura pase de $1.650 a $2.146 para enero de 2023, una suba de 30%.

 

 

 

3 - ¿Cuánto aumentará en promedio la factura de agua?

 

En el caso del agua, la tarifa sin subsidios recibirá un aumento de 150% para junio de 2023, cuando se concrete la etapa final. La quita del beneficio se hará de acuerdo a la ubicación del domicilio donde se recibe el servicio y será en etapas. Cuando finalice el proceso, en junio de 2023, mantendrán un 15% de subsidios los usuarios de menores ingresos. Los usuarios que ya cuentan con tarifa social y comunitaria quedarán exceptuados de la segmentación y no perderán el beneficio.

 

A partir de noviembre, perderán los subsidios los usuarios residenciales y también terrenos baldíos localizados en las zonas de calificadas como de ingresos “altos” (se incluye a los barrios y urbanizaciones cerradas). Una factura promedio de $841 pasará a pagar $2.099 en junio de 2023, una suba de 149,5%.

 

 

 

 

 

4 - ¿Qué pasará con las tarifas en los comercios?

 

La quita de subsidios para el gas es solo residencial, no se va a tocar el tema comercios. En cuanto al precio del gas se mantiene el subsidio, mientras que para el costo de transporte y distribución en el servicio de gas por redes no hay subsidios. Para los comercios y las pymes no hay segmentación, la segmentación en el gas es por ahora exclusivamente para el nivel residencial”, detalló Bernal en una entrevista radial.

 

En cuanto a la energía eléctrica, perderán los subsidios de la misma forma que las viviendas: “Para los comercios, la decisión es que tengan una quita parcial de subsidios igual que el segmento residencial. No entendemos que la energía sea más barata para hacer negocios que para vivir. Pero se van atender situaciones particulares y se está trabajando junto con las provincias”, señaló Santiago Yanotti, subsecretario de Energía Eléctrica.

 

Para la tarifa de agua, los usuarios no residenciales (donde se incluye a los comercios) tendrán una suba promedio estimada de $1.400 mensuales en noviembre de este año y luego en enero y marzo de 2023. De esta forma, un comercio con una factura promedio de $2.814 pasará a pagar $7.026 en marzo del año que viene, una suba de 150%, igual porcentaje que para los usuarios residenciales.

 

 

 

5 - ¿Qué falta para implementar los aumentos, según las empresas?

 

“Hacen falta los cuadros tarifarios, que se explayen más. Dieron lineamientos generales, pero necesitamos más detalles”, le dijeron desde una empresa de gas a Infobae. Según se explicó, los entes reguladores de la electricidad (ENRE) y del gas (Enargas) tendrán que informar en detalle a las distribuidoras qué usuarios pagarán con aumento y cuánto deberán abonar.

 

Pese a los anuncios y a las estimaciones, en las distribuidoras aseguran que hay que esperar hasta que los reguladores “bajen al papel” todo el esquema e instrumenten con precisión cómo aplicarlo.

 

 

 

6 - ¿Qué pasará con los consorcios?

 

La quita de subsidios abarcará a los consorcios, que suelen recibir facturas conjuntas para los servicios comunes (calefacción central, ascensores, iluminación en espacios compartidos). Para esos servicios, los consorcios no se podrán solicitar subsidios ya que el pedido para conservar el beneficio lo debe realizar únicamente el titular del servicio o el inquilino, pero siempre con el numero de cliente del domicilio.

 

 

 

7 - ¿Seguirá funcionando el registro para mantener el subsidio?

 

El primer “corte” del registro para segmentar a los usuarios se hizo al 31 de julio. Pero es una “base viva”: el registro sigue abierto. Es más, desde el 1° de agosto hasta ahora se anotaron 500.000 personas que no lo hicieron en el mes anterior. También permanecerá abierto para rectificar las declaraciones juradas ya presentadas ante cualquier cambio en la situación social y económica de los hogares. Sigue también la posibilidad de inscripción presencial a través de las oficinas de Anses.

 

A medida que los usuarios vayan completando sus datos, ya sea para inscribirse como para informar cambios en los niveles de ingreso, mudanzas, cambios en el grupo familiar, entre otras modificaciones se harán cortes mensuales de datos que demorarán luego hasta unos 60 días en impactar en la facturación.

 

 

 

8 - ¿Qué pasará con los usuarios que no se inscribieron?

 

Durante julio, cerca de 9 millones de personas se inscribieron para mantener los subsidios en las facturas de gas y electricidad. Sin embargo, unos 4 millones de usuarios no completaron sus datos y el Gobierno estima que obedeció a dos motivos: por un lado, los que exceden el nivel de ingresos para mantener el beneficios y decidieron no anotarse, y por otro lado, un grupo de personas de ingresos bajos o medios que no lo hicieron por desconocimiento o por falta de acceso a Internet.

 

¿Qué pasará con esos usuarios en la primera etapa de quita de subsidios? En los próximos días, saldrán a cruzar datos para detectarlos, ya que son más fáciles de ubicar porque es probable que reciban otras asistencias del Estado, como planes sociales. Según señalaron fuentes oficiales a Infobae, una vez detectados se incluirán en el Nivel 2 de forma provisoria hasta que completen sus datos en el Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía (RASE), que seguirá abierto.

 

 

9 - ¿Qué dijo el Gobierno el día después?

 

El subsecretario de Hidrocarburos, Federico Bernal, dijo que el esquema de reducción de subsidios anunciado por el Gobierno “no es un tarifazo, no es un aumento desmedido y va a depender de si un cliente empieza a mirar su medidor”.

 

Es la primera vez que se hace en la Argentina una política de segmentación para un nuevo orden o reordenamiento tarifario y hacer un ahorro y uso eficiente tanto de los recursos, el gas natural, como de los subsidios”, valoró.

 

Bernal remarcó que estos aumentos de tarifas cuentan con acuerdo dentro del Gobierno, luego de las duras internas que él mismo protagonizara con el ex ministro de Economía, Martín Guzmán, alrededor del tema energético. “Jamás me opuse a un uso eficiente del recurso ni de los subsidios. A la quita de subsidios tampoco, siempre y cuando tiene un uso eficiente. Estamos todos de acuerdo con la medida de la quita de subsidios”, aseguró.

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error