RED43 sociedad violencia de generovideo
03 de Marzo de 2021
sociedad |

Una cadete denunció maltrato físico y psicológico en la escuela de policías de Esquel

La situación fue denunciada en la fiscalía, a raíz del maltrato físico y verbal que recibió en uno de los entrenamientos. Quedó enmarcada en la ley 26485 de violencia de género.

La Presidenta del Consejo Municipal de la Mujer ,Graciela Avilés, indicó a Red43 que la Dra. Ester Cárdenas se acercó al consejo de la mujer para contar una situación que atravesó una aspirante de la escuela de policía.

 

La denuncia fue enmarcada en la Ley 26485 de violencia de género. “Fue por el maltrato físico sufrido en el entrenamiento severo que la llevó a tener que hacer una consulta en el hospital, y el maltrato psicológico por la humillación que permanentemente sufría“ precisó Avilés y comentó algunas de las frases que recibió la aspirante a policía.

 

 

“Sos una inútil, no servís, sos un mamarracho“

 

 

 

Además, explicó que este no sería el único caso. “Muchas mujeres y hombres nos relatan lo que tienen que atravesar cuando intentan ingresar como aspirantes a las escuelas de policía. Las consultas son recurrentes, muchas veces decimos que hagan las denuncias y a veces dudan porque creen que solo pueden hacerlas en comisaria, pero también está la fiscalía y tienen la obligación de tomarla“.

 

Por otro lado, la Dra. Ester Cárdenas, informó como se encuentra el caso y qué sucedió: “Mi clienta fue muy humillada delante de todo el grupo, recibió violencia verbal y violencia física en el sentido de maltrato. La violencia física se demuestra a través de los ejercicios excesivos“ y además comentó que fue convocada a las 10 de la noche para el día siguiente. “Le dijeron que a las 8 de la mañana tenía que estar con buzo y zapatillas si tiene. Quiero aclarar que muchos aspirantes no tienen recursos y los pocos recursos con los que cuenta su familia los invierten en eso para que los hijos tengan una salida laboral“.

 

Suceso

 

“Se la hace arrastrar por el piso, se la denigra verbalmente y se la trata de inútil delante del resto de los compañeros. Los compañeros se ven sorprendidos y comentan la situación. Esto nos da muestra de la gravedad que tuvo en relación al resto“, precisó Cárdenas.

 

Involucrados

 

El instructor, Cristian Beunza del centro de formación de Esquel (el cual depende del instituto superior de formación policial 811 con sede central en Rawson) y la sargento Matamala que colaboró en cuanto al maltrato verbal.

 

En esa línea, explica el por qué de la denuncia. “Denunciamos porque la chica salió mal, aturdida. Fue el día sábado 20 de febrero. No disponíamos de muchos medios para que puedan constatar la situación de cómo estaba ella“. A su vez, se hizo la constatación de las lesiones físicas en el hospital y la denuncia en fiscalía.

 

En el mismo contexto, argumentó que hay varones que también reciben este maltrato físico. “Luego del maltrato, a veces los hacen darse de baja porque no pueden continuar con la situación. Invierten recursos y se llevan una desilusión, con secuelas psicológicas lamentables“

 

También exclamó que a través de esta denuncia “pretendemos llevar el aliento de las personas que están desahuciadas por estas situaciones y no se animan a denunciar“.

 

 

“Son situaciones que el estado tiene que contemplar, no se puede permitir en la policía este tipo de entrenamientos fiscos y verbales hacia las personas“

 

 

 

Además, aclaró que el ser humano es una integridad que hay que valorar y proteger. “Sobre todo la protección de los aspirantes, de la persona. Los sistemas de admisión deben cambiar. Queremos que se cambie a futuro, a próximos aspirantes que no pasen por este proceso. La única forma de cambiar las cosas es cuando alguien denuncia un abuso. Si hay algo que no corresponde, que es excesivo, hay que modificarlo. Pasará por la justicia que tiene que investigar, para ello necesitamos aportar pruebas, la justicia por si sola no puede hacer nada. La única manera es aportar pruebas, que se realizan mediante denuncia y acompañando todo lo que sea necesario.  En la realidad en este caso se denuncia el maltrato físico y verbal que ejerce una persona que corresponde al instituto“.

 

Por último, indicó que la joven no pudo volver luego de esta situación y que quedó con secuelas psicológicas. Además, la dieron de baja sin preguntarle cómo estaba, que había sucedido o si iba a continuar.

 

 

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error