RED43 sociedad Especiales de Red43
04 de Junio de 2022
sociedad |

Antü Küyen: La feria autogestiva que reúne a productores y emprendedores locales de Esquel

Surgió en 2020 debido a la necesidad de emprendedores, artesanos y productores locales de continuar con sus trabajos durante la pandemia de Covid-19. 

Red 43 se acercó a la Asociación Española para conocer en profundidad la feria autogestiva Antu Kuyen, que nuclea a diversos/as productores/as, artesanas/os y emprendores/as de Esquel. Tiene sus puertas abiertas al público todos los sábados de 17.30 a 21 horas.

 

Irene Ferreras es una de las feriantes, es productora y realizadora de juegos de mesa de autor para jóvenes y adultos/as que tienen una impronta local, reflejan la identidad patagónica y son originales dado que no es posible encontrarlos en jugueterías. Su emprendimiento se llama “Tumulto” y comenzó en el año 2018. Es uno de los numerosos puestos que se pueden conocer y visitar en el marco de la feria.

 

En diálogo con este medio, contó que en sus inicios la feria comienza “como una iniciativa de mujeres y diversidades en 2020 ante la necesidad de tener alguna actividad económica ya que estaba todo parado por la pandemia”.

 

“Surge de la necesidad de un grupo que tenía sus emprendimientos, que no podían trabajar y que empezaron a organizarse para poder realizar sus actividades económicas”, comentó.

 

En sus comienzos, la feria se ubicaba en el sitio conocido y visitado por las y los esquelenses que se denomina “La cascada”. Luego, las y los feriantes decidieron abandonar el lugar y montar la feria en la Plaza San Martín. En este sentido, Irene destacó que priorizaron los espacios abiertos “por una cuestión de protocolo ya que no estaban permitidos los eventos o la concentración de personas en espacios cerrados”. 

 

En la Plaza San Martín funcionó durante todo el año 2021.  “Todos los sábados, dependiendo el clima, estábamos ahí con los emprendimientos y con la feria que hasta ese momento se llamaba feria de la cascada o feria autogestiva”, indicó Irene.

 

 Tras dos años de vida, sus integrantes decidieron que era el momento de ponerle nombre a la feria, un nombre que represente la identidad del proyecto colectivo. De esta manera, definieron que pasaría a llamarse Antü Küyen, que significa Sol y Luna en Mapuzungun. 

 

“Lo que nos preguntábamos era cómo sostener este espacio que le da trabajo a tantas artesanas, artesanos, emprendedores, cómo hacer para sostenerlo en el invierno. Todavía está la necesidad de mantener el puesto porque a veces es la única y la principal actividad económica de quienes trabajan en la feria

 

 

 

 


Quienes integran el espacio se identifican con la autogestión. “Para muchas de las personas que integramos la feria es una decisión política. No dependemos de nadie, tomamos las decisiones de manera horizontal y lo que hacemos es a pulmón”, resaltó. 

 

Sobre los modos de organización, Irene contó que mantienen asambleas en donde se promueve el trabajo colectivo; todos y todas pueden brindar sus opiniones y participar en la toma de decisiones que afecten a la feria.

 

“El hecho de habernos sostenido durante tanto tiempo nos da un indicio de que estamos por el buen camino, de que podemos consensuar”, valoró.

 


 Antü Küyen es un espacio compuesto por 20 personas aproximadamente que son quienes “empujan la feria y se encargan toda la semana antes del sábado de hacer las actividades previas como la difusión, convocatoria y pagar cosas”. También participan otras personas que se suman los sábados para dar a conocer sus emprendimientos y poder vender sus productos en la feria.

 

“Hay de todo. Hay comida, postres, plantas, juegos de mesa, hay compañeras que tienen emprendimientos de velas naturales, sahumerios, perfumes, chocolates, tejidos, accesorios”, expresó sobre algunos de los emprendimientos que se pueden visitar y conocer los sábados en el gimnasio de la Asociación Española.

 

La emprendedora resaltó que se trata de un espacio abierto a la comunidad y que pueden sumarse todas aquellas personas que necesitan mostrar lo que producen. De esta forma, destacó que para poder participar hay que contactarse a través de la página en Facebook o en Instagram. “Pueden sumarse simplemente como feriantes, pero también está bueno sumarse a tirar del carro, cuantos más seamos más fuerza va a tomar la feria”, enfatizó.

 

Irene relata que las inclemencias climáticas y las bajas temperaturas que se registran en esta temporada de otoño e invierno en la cordillera obligaron al colectivo de productores/as a buscar un lugar cerrado para continuar con la comercialización de sus productos. Por tal motivo, la feria funcionará durante todo el invierno en el gimnasio de la Asociación Española, ubicado en Rivadavia n° 726, los sábados de 17 a 21 horas. 

 

Para finalizar, la feriante invitó a toda la comunidad a recorrer la feria, disfrutar de la música de las y los artistas locales y a sumarse a ser parte de la feria con distintos emprendimientos.

 

Los interesados pueden comunicarse a través del Facebook o Instagram de la Feria. 

 

 

 

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Ocurrió un error